Home Política Cambio Climático: poco a poco se impone el sentido común

Cambio Climático: poco a poco se impone el sentido común

escrito por Luis I. Gómez 15 diciembre, 2008

Aunque sea a regañadientes, aunque para ocultar la falta de interés por “salvar el clima” -nunca antes un lema progre fué tan absurdo- los políticos de todo color hayan tenido que recurrir a la disculpa de la crisis económica y financiera. El “puñado” de escépticos, los datos de la verdadera -no la de los modelos- evolución del clima y los enormes costes que supondría -en dinero y puestos de trabajo- emprender la mayor quijotada de la historia de la humanidad han conseguido frenar la patética carrera hacia la pobreza y el medievo a que nos habían azuzado (cual manada de imbéciles bovinos) Al Gore y sus comparsas.

Cada día que pasa aumenta la certidumbre de que nos hemos librado de una buena:

So onto Poznan, where, despite this example of  “quite historic”  EU leadership, all that emerged on the global warming front was a great deal of hot air, and an agreement that a serious global accord on drastic, mandatory, enforceable and enforced cutbacks in greenhouse gas emissions, to succeed the Kyoto Agreement which expires in 2012, would be concluded in Copenhagen next year.

If you believe that, you will believe anything. It is abundantly clear that the whole Kyoto approach is a nonsense.

[…]

Unlike Mr Al Gore, Lord Stern, and Lord Turner, I do not know what is going to happen to the planet in the next 100-200 years. But I do know nonsense when I see it.

Y lo más importante ahora es bajar al suelo y recuperar el realismo para la política y las acciones futuras:

Carbon dioxide emissions, which were increasing about 1% a year in the 1990s, are increasing about 3% percent a year in this decade. Leaders all across the world, including Barack Obama, continue to look straight into the camera and proclaim that they are going to solve the global warming crisis – by 2020, or 2050, or 2100 or … sometime soon.

The world desperately needs to get serious, including President-elect Obama, Europe’s leaders and every UN bureaucrat who dined handsomely in the evenings in Poznan. The truth is, the world is not going to be cutting greenhouse gases anytime soon. If ever.

There are simply no reasonable alternatives. Wind power is too scant. Nuclear power is too controversial. Solar power is stuck in a dream world. It gets a little better every year, but it will never be good enough. Nuclear fusion is hopeless, perpetually 25 years in the future.

Espero que los fiascos de los pasados días sirvan para recuperar el sentido común perdido. Para despolitizar la ciencia. Anoche veía en casa la película “The Mist“, de la que poco se puede salvar excepto un detalle: es la historia de un grupo de humanos encerrados en un supermercado a merced de extrañas criaturas. Aislados, pasan de la defensa al mesianismo, del mesianismo a la religión, de la religión al asesinato ritual. Una “predicadora” consigue hacer sabio uso de los miedos de sus vecinos para convertirlos en robots descerebrados, en masa dispuesta a todo -incluso al asesinato ritual de un niño- para calmar la sed de sangre de los monstruos más allá del escaparate del supermercado.

Es la historia de la humanidad. La que siempre se repite: la historia de miedo. Que no cuenten conmigo.

  • Opina

    Lo que en verdad amenaza con devastar grandes zonas del planeta, especialmente en África, pero también en Asia, es la desorbitada natalidad del Tercer Mundo, especialmente azuzada en los países islámicos. Eso sí constituye una amenaza de rotura de los ciclos naturales indispensables para que esas gentes pudieran llevar su forma de vida tradicional. Al mismo tiempo, el fuerte excedente de población que generan sin esperanza de futuro cierta constituye una seria amenaza de genocidio cultural para Europa. Hablemos claro. Son muchas las fuentes que informan de que la natalidad disparada en muchas zonas de Africa ha degradado hasta extremos infinitos el medio ambiente sobre el que antes se asentaban tribus que podían desarrollan un existencia normal según sus parámetros. La fuerza arrasadora del medio que posee ese incremento incesante de la natalidad en las zonas más pobres -y que no sólo incluye medio ambiente vegeta, sino que también implica el riesgo de extinción de numerosas especies de animales por caza indiscriminada- es muchas veces superior a la incidencia que se suele imputar a multinacionales sin escrúpulos que explotan los recursos naturales.

  • Es lo de siempre: “yo no estaba allí!” 😀

  • Con un poco de suerte, dentro de unos pocos años, todo el mundo declarará haber sido escéptico…..

    Jonsy, ¡¡vecino!!

  • Lo que realmente duele es la frase “Nuclear fusion is hopeless, perpetually 25 years in the future” Si no fuera porque soy un conspiranoico sin redención volvería a decir eso de que realmente no hay interés en investigar.
    Claro, que ahora ha vuelto a bajar el petróleo, hay crisis, y eso de “nuclear” suena feo….

    Desde mi ventana muerto de frio, estoy disfrutando de una vista de la sierra madrileña blanca como hacía años que no recordaba… cosas del Calentamiento Global

  • Sea por convencimiento profundo, por sentido común o simplemente porque la caja está menos que vacía, bienvenida sea esta noticia.

    Muy bien traído lo del miedo como método para lograr que la gente haga barbaridades saltándose las más elementales reglas de la cordura. Los de la religión apocaliptoclimática lo saben y lo practican.

  • Noel

    Uooh! El último párrafo te ha quedado muy bien.

  • Libertad

    “los políticos de todo color hayan tenido que recurrir a la disculpa de la crisis económica y financiera”

    De acuerdo que lo toman como disculpa, pero su argumento es correcto, es el de que las “ganancias” previstas con Kyoto y demás basura millonaria no justifican ni la milésima parte del gastazo.