Home Miscelánea Pornografía infantil: lolita dice basta!

Pornografía infantil: lolita dice basta!

escrito por Luis I. Gómez 21 octubre, 2008
Shares

Campa__a_20_NOV.jpgEl poximo día 20 de Noviembre ha sido declarado como Día Internacional del Niño. Con este motivo, los blogs “La Huella Digital” y “Vagón-Bar” han lanzado una iniciativa de protesta contra la pornografía infantil. Nada es más fácil que abusar de un niño: su fantasía facilita el engaño y su debilidad imposibilita la defensa.
Los buscadores de “angels” y “lolitas” verán más dificultada su labor cuantos más bloggers se unan a esta campaña. Podemos leer en “La Huella Digital”:

La pornografía infantil en la Red es una lacra imparable que ensucia nuestras vidas cada día. La presión policial con macroredadas no es suficiente para detener las malas prácticas de estos individuos, que actúan desde el anonimato que puede brindar la Red golpeando las vidas de cientos de niños, incluso bebés, en busca de un deseo sexual depravado y enfermizo. Por eso entre todos los internautas debemos ponernos manos a la obra y meter el máximo de ruido en el ciberespacio.

Desde hoy, pues, quedará el banner de la campaña en la barra lateral del blog. y el día 20 de Noviembre aparecerá un post especialmente dedicado a los reventadores de sueños.

15 comentarios
  • Gracias, David. La próxima vez 🙂

  • Lástima que me encontré tarde con esta blogo-campaña, me hubiese gustado colaborar, no sé si aún es tarde, pero por si acaso colocaré un un post en mi blog tal como indicáis. Espero que sirva de algo.

    Saludos desde http://www.internetyweb.com y si surge alguna otra blogo-capaña similar estaría encantado de poder sumar mis esfuerzos.

  • Joan Montane

    Por la parte que me corresponde (más de la que quisiera) me adhiero a cualquier iniciativa que se lleve a cabo. De hecho llevo en “campaña” desde hace años. También fui víctima de abuso sexual en la infancia http://forogam.blogspot.com/

    Me gustaría señalar que aproximadamente el 60% de los A.S.I. los comete un familiar. Y alrededor del 90% alguien de su entorno: un maestro, un sacerdote, un monitor, un cuidador, un vecino, un amigo de la familia…
    Solemos escandalizarnos (y con toda la razón) por los grandes casos de pederastia, los más llamativos o aquellos en los que está involucrado el estamento religioso. Sin embargono deberíamos olvidar que el gran problema lo tenemos en nuestra propia casa. Mucho más cerca, mucho más cotidiano, sin sospechar jamás del culpable. Ese es el gran problema. El silencio. Porque ¡Quien iba a sospechar de mi padre!

    A veces la gente se sorprende cuando escucha que se trataba de un universitario, un tendero, un profesor, un ingeniero… Y es que el abusador no tiene perfil; puede ser cualquiera.

    Un abrazo.

  • (*)

    Reclamar un poquito de por favor, como Juano hace, no creo que se antiliberal, como tampoco lo es el tomar conciencia, antes o después, de lo corto que se queda uno ante la tarea de subsistir abierto una realidad ajena y hostil, desde la propia insignificancia, sin conocer los limites de nada y sin saber bien para qué y cómo.

    Por otra parte, qué sea la vida no nos lo puede decir nadie ni se va a “calcular” sólo sobre la base de un área de objetos y de intereses; sermones positivistas aparte.

    Tal vez suponga alguno que la formula se encuentre en una ética ciudadanísima, en las obras de Garzón o en alguna espiritualidad más o menos acreditada. Pero aunque una religión aporte un sistema de ideas verdaderas y rectoras, y las éticas aporten principios humanamente concebidos, tampoco se aplican en estado puro, sino que cada sociedad, grupo de especialistas o público las “traducen”, las filtran y las complementan con unos énfasis y unos sesgos, sin tener en cuenta los niveles de complejidad social o individual de las audiencias; y entonces se crean falsos “deberes”, orientaciones irreales y hasta fundamentalismos.

  • Jesus

    Es muy necesaria la campaña contra la pornografia infantil, entre todos podremos conseguir que esto poco a poco se erradique, yo tambien me uní, es algo que nos importa a todos la verdad

    por cierto, estamos buscando gente que le interese compartir enlaces para mejorar la posicion en buscadores, te dejo mi email intercambios@Ymail.com

    Un saludo, la campaña es un éxito gracias a todos

    Jesus

  • Me parece una idea estupenda.
    Nos unimos a la iniciativa:
    http://www.gorkavillanueva.com/blog

  • Juano

    El incremento de la pedofilia y la pornografía infantil, creo que son más un síntoma que la enfermedad en sí (por muy enfermizo que sean tales prácticas). Esta sociedad eliminando límites y permitiendo todo bajo la luz del relativismo ha acabado con la niñez y la adolescencia como períodos de formación en múltiples aspectos. Vemos niñas con 14 años o menos con una vida sexual activa y con un estilo de vida que no puede considerarse ni de lejos infantil. Por lo que la frontera no es rota por la mente del pederasta, sino por la sociedad que tales situaciones no sólo consiente sino que potencia.
    En el fondo es un retroceso a tiempos pretéritos en los que no se conocía la necesidad de formar ciudadanos de manera plena y la época adulta llegaba con la incorporación al trabajo con poco más de diez años. El problema de fondo es la calidad de ciudadanos que estamos formando en un entorno en el que, dado el mayor nivel de libertad, se supondría un mayor ejercicio de la responsabilidad que no se cumple.

    Con esto no justifico, ni de lejos, los actos de estas personas incalificables. Pero no debemos dejar que los árboles no nos dejen ver el bosque… La gran mentira del relativismo es que da igual una cosa que otra en el fondo. Este problema nos demuestra que no, que ni de coña. Las decisiones que tomamos tienen consecuencias. Al menor se le protege, ante todo, preservándole un entorno, una posición social y una formación que le permitan desarrollarse plenamente siendo niño antes de asumir su rol como adulto. Pero si permitimos que se mezclen parcelas de adultos con las de los niños, no nos extrañemos luego que cada vez sean más los que deambulan por esa frontera difusa…

  • (*)

    Tiene razón Germánico, parece extraño que álguien que disfrute exclusivamente con niños, que pueden ser muy pequeños, carezca ningún sentimiento activo y eficaz de compasión hacia criatura tan indefensa. Hacer daño a un niño, desde luego es para caparte.

  • (*)

    En fin, la pederastia, la pedofilia o como se diga son comportamientos muy negativos, por no decir canallescos, pero ahora se está desatando una caza de brujas que parece algo imprudente. Yo me acuerdo en Estados Unidos, a lo mejor por solo una caricia, te echaban unas miradas las mamás que …

    Y el caso es que yo era de vecino de una familia con tres hijas de cuatro, ocho y nueve y la de ocho tuvo la ocurrencia de enamorarse de mí. Para echarse a temblar. En, fin hay que tener mucho cuidado de no fomentar alarmas infundadas que hagan a su vez sus propias victimas entre adultos bienintencionados.

    Y también está Internet y la tiranía que ejerce sobre parafílicos de todas clases, al ofrecer, con prolijidad y detallismo preferencial de coleccionista, toda clase de ejemplares de personas y de modos de actuar que les fascinan y les llevan a perder sin control horas de sueño –con y sin pareja- y de trabajo, o de enriquecimiento por la lectura, la reflexión o la meditación solitaria y reposada. Pero el problema no es que existan los salidos, es de dónde y cómo salió esa fotito.

  • (*)

    Yo creo que a veces el señor pedófilo, pederasta o como se diga, se ha puesto a buscar, al cumplir una determinada edad, su juventud perdida, o su infancia malograda, o feliz, y, fatalmente, al ser ya adulto, se le ha erotizado y no logra destrenzar lo sesuaarl del objeto de esa búsqueda.

    Otras veces, debe de ser timidez pura y dura: invencible timidez hacia parejas adultas o inhibición a la hora de ligar. Para el que no tienen un Jack Daniels a mano, resulta mucho más hacedero engañar o ilusionar a menores. (O cepillarse una oveja: la Guardia Civil no persigue la zoofilia).

    O busca lo tierno, ingenuo y puro…

    O quizá siente esa fascinación que la infancia o la juventud suele ejercer sobre los ancianos …

    O es un es adulto que no han tenido hijos, porque no se atrevió a formar pareja o a tenerlos, e intenta reconstruir una relación filial con niños ajenos…

    A los pervertidillos de mis tiempos les gustaba Natalie Portman (El profesional, Beautiful Girls). ¿O era la esperanza de futuro lo que atraía, y no la realidad presente tipo Laetitia Casta, aquellos cincuenta kilos de carne de veinte años, que ya, por eso mismo, comenzaba su declive? ¿Existe una erótica de lo incoado? ¿O más bien era la indefensión y la ingenuidad?

    Verdaderamente ante un ser así cesa el temor de se criticado por tu aspecto, o la obligación de respetar el discurso; es más, lo propio de las relaciones con niños es el comportamiento improvisadoramente lúdico e imaginativo, que es lo que les gusta.

  • Yo tambien me uno, pero dando la vara con la necesidad de la cadena perpetua para esos criminales.
    Estoy harto de intentar convencer a los malvados de que son malvados. Ya lo saben y les gusta.
    Se trata de defender a nuestros hijos. A los mios y a los del resto de personas decentes del mundo.

  • Los niños generalmente despiertan un instinto protector. Dañarlos es la peor forma de psicopatía.

  • (*)

    La personita que se deja enredar en eso puede llegar a entender, eventualmente, que ha sido explotada; que vuelva a confiar en alguien ya es más difícil.

    Y eso, amigo pervertidín, es un precio bastante alto por ser el pagafantas de tu líbido, que te pedía ciegamente una descarga. Ya el riesgo de que te pillen es lo de menos, lo peor es que das lástima.

    Si te planteas buscar alguna práctica autista nueva, además de escribir en blogs, tienes r”Las ideas puras“.

  • AXJ

    AXJ lucha todos los dias por todos aquellos menores que son maltratados al ser separados de sus hijos por unos Jueces insensibles que por defecto otorgan la custodia a las mujeres y se olvidan que los menores tienen derecho a estar con ambos padres.

  • Yo también me sumé ayer a la iniciativa. Me parece una gran idea.