Home Economía Zapatero, al frente de los anticapitalistas

Zapatero, al frente de los anticapitalistas

escrito por Luis I. Gómez 22 septiembre, 2008

Gracias a la crisis financiera a la que estamos asistiendo podemos observar un interesante fenómeno: los capitalistas subvencionados se prestan de buen grado a asumir el papel de chivo expiatorio (pagando así el necesario peaje para continuar participando del sistema de poder) al tiempo que dan pábulo a los anticapitalistas, quines obtienen, una vez más, el consecuente provecho desde su “impunidad” moral e ideológica, a sabiendas de que “ellos” no podrán ser nunca acusados de participar en un mercado libre, pues ya se han encargado de atentar desde el Estado una y otra vez contra cualquier atisbo de liberalismo vía intervencionismo.

El reflejo ancestral que nos obliga a emitir juicios morales con nuestra propia vara de medir y no con la que usan los “progresistas” tiene consecuencias paradógicas para el liberalismo. “Faux pas” de corte racista atribuibles a Locke o Jefferson fueron transformados en “principios” por los colegas liberales de la liga de Manchester, quienes olvidaban ladinamente las menciones de Jefferson a la ejemplaridad de las sociedades indias por su carencia de estado, o su proyecto de no sólo liberar a los esclavos, sino darles tierras y armas para recompensar el agravio. Mientras todo eso ocurría, los nacionalistas y los socialistas continuaban alimentando el imperialismo rampante. Se acuerdan? Y la cosa continuó: el Che Guevara, quien no sólo asesinó a diestro y siniestro, cuyas políticas y “logros” costaron a millones de personas la libertad, sometiéndoles al hambre y la miseria, es admirado por doquier en camisetas y pins. Siempre olvidamos lo que nos interesa olvidar. Siempre elegimos lo que mejor nos conviene para emitir un juicio.  Es el mismo mantra moral que permite denunciar (porque es denunciable!) los atentados contra los Derechos Humanos en la lucha contra el terrorismo (Guantánamo, por ejemplo) al mismo tiempo que se usa esa denuncia para inspirar simpatía, o cuando menos “comprensión”, frente a quienes no dudarían ni un segundo en dar un tiro en la cabeza a quien se interponga en el camino de su santa guerra. Grotesco. No se dejen engañar: No es posible culpar de la crisis a algo que jamás existió, ellos no nos van a librar de ninguna bestia capitalista ultraliberal, apenas existente en las mentes adoctrinadas de quienes no se avergüenzan de mostrar en su solapa la imagen de un criminal.

Pero quejarse no ayuda mucho. La cuestión es: por qué el anticapitalismo, el antiliberlaismo, el mesianismo progre abanderado por Zapatero son tan exitosos? Por qué, si sabemos que tanto económica- como socialmente nos lleva, ineludiblemente a la catástrofe? Se me ocurren dos hipótesis:

1. En esta época de superestatismo, nuestras vidas están tan ligadas al Estado, que cualquier ataque al mismo se nos antoja un ataque a nuestra propia existencia, a nuestra “seguridad”.

2. Las consecuencias sociales y psíquicas del intervencionismo, esas por las que ahora los capitalistas subvencionados se arrojan ceniza sobre las cabezas y piden la suspensión de un mercado libre que jamás existió, producen inescusablemente en el resto de los mortales un nuevo sentimiento religioso desde el que sólo DIos-Estado es capaz de encontrar la fórmula mágica que nos devuelva la felicidad.

Y para esto tantos años de progreso y evolución? Para transformar la humanidad en un hormiguero? En un enjambre con panales de rica miel?

  • Manuel:

    si hablamos de Estado Democrático de Derecho, que es al que se supone que nos referimos, es un poder controlado por una serie de entidades y factores (parlamento, oposición, prensa, asociaciones ciudadanas diversas, justicia, urnas, etc ) y, por tanto, con menos probabilidades de fallar y de abusar que un poder económico supranacional

    Las probabilidades de abusar son las mismas. Lo que ocurre es que sus errores tienen menos repercusiones. Los parlamentos dependen de los partidos, que tienen sus objetivos propios. La oposición también tiene sus objetivos. Lo mismo que la prensa y las asociaciones. Podríamos decir que esto no sucede con la justicia, pero al menos, en España, son los políticos los que controlan el Tribunal Supremo. Estos son algunos de los fallos de las instituciones que componen nuestra democracia, pero le falta el complemento de las urnas. Y es en las elecciones donde se manifiesta la compra de votos. No hay diferencia entre un trader de bolsa y un político sobre un atril.

    o de las altas finanzas que no esté controlado por nada o casi nada o que solamente esté controlado por la competencia (cuando la hay).

    Eso está sujeto a las leyes de la oferta y la demanda. Y en lo que se refiere a las acciones, compras y ventas y todo ese rollo financiero, sí está controlado. Otra cosa es que haya fallado estrepitosamente en estos tiempos. No obstante, pensar que se pueden controlar este tipo de operaciones desde el Estado es simplemente utópico. Más que nada, porque los instrumentos que usaría el Estado son matemáticos, los mismos que se utilizan en el mercado para valorar riesgos. ¿Acaso se puede o debe controlar eso mediante voto directo?

    Lo que dijiste de Clinton, te recuerdo que fue su política la que sacó a su país de la crisis originada por Reagan

    De todas las cosas que hizo Clinton, sólo una ayudó realmente a salir de la crisis, que fue eliminar parte de la deuda que tenía Estados Unidos. Esa deuda que generó Reagan… sirvió para derrotar a la URSS. Porque subir los impuestos no me parece una buena medida en sí misma para salir de una crisis.

    pero el poder omnímodo de muchas multinacionales y de grupos de presión no le dejaron ir más allá de lo que a el le hubiera gustado en políticas sociales y en política exterior.

    Uy, el poder omnímodo de multinacionales… eso suena a otro tipo de retórica. De Somalia salió porque daba votos. Y empresas como la desaparecida Enron también daban dinero al partido demócrata.

    Lo que dices de los impuestos indirectos, es verdad que el estado cada vez se nutre más de estos por eso digo que gana terreno la regresión fiscal propia del neoliberalismo y con ello el deterioro de servicios públicos

    ¿Pero de qué neoliberalismo hablas, si salvo en los países socialdemócratas nórdicos lo único que ha hecho el gasto público ha sido aumentar? En Suecia, país socialdemócrata por excelencia, el gobierno llegó a controlar el 70% del PIB en 1994. Ni que decir tiene que aquello quebró. Ahora sólo ronda el 50. Y la gente con formación se está yendo de esos países a Gran Bretaña, Estados Unidos, Irlanda, Canadá o Australia. Esto también pasa en Alemania, donde te meten impuestos hasta por tener una batidora en casa (y aquí el bueno de Luis podrá ilustrarnos más). Y, con todo, los gobiernos siempre están pidiendo más dinero para cosas sociales. El gobierno “neoliberal” de Aznar no bajó el gasto social, y la presión fiscal aumentó con la subida de los impuestos indirectos. Lo único que hizo fue privatizar empresas que no generaban beneficios (aunque parezca mentira, ni siquiera Telefónica lo hacía) y reducir los niveles de deuda en una situación crítica. Yo no conozco ningún periodo histórico donde los servicios públicos funcionen bien, salvo en comparación con un gobierno anterior.

    lo que dijiste de Europa respecto a EEUU creo que no es correcto porque no existe una unidad económica ni política de Europa-Nación en la UE y estamos a años-luz aún de conseguirlo.

    El concepto de unidad política y económica es irrelevante. Esto es mucho más sencillo: las trabas que ponen los gobiernos europeos son mayores que las del gobierno norteamericnao. Si te vas a Estados Unidos, una persona de clase media tiene un caserón, mientras que aquí luchamos por los minipisos.

    Y hay varios paises de Europa Occidental de los que tienen avanzados sistemas de Bienestar Social que si tuvieran el tamaño de población y de territorio que tiene USA (o la mitad que ellos) serían paises más prósperos que el país del dólar.

    Si es que esto es mucho más sencillo. En Estados Unidos trabajan a destajo de lunes a viernes, y a veces los sábados. Aquí peleamos por las 35 horas, como si eso no tuviese nada que ver con el salario. Valoramos más nuestro tiempo libre. Allí se valora más la riqueza. Y, si tienes riqueza, tienes más posibilidades de generar riqueza e innovar. Pero, fíjate: En Suecia el sistema educativo funciona con cheques escolares (es decir, sistema privado y tú eliges en qué colegio metes a tu hijo), y en Suiza es obligatorio tener un seguro médico privado. En Japón tienen un sistema sanitario similar.

    En todo caso hay varios paises de Europa Occidental con un Indice de Desarrollo Humano mayor que la primera superpotencia.

    ¿Y cuánto cuesta? ¿Y cuánto se puede mantener? ¿Y no se puede devolver ese dinero a sus dueños originales? Tres sencillas preguntas.

  • Manuel

    “no sé qué tiene el Estado para acabar siempre confiando en él. En mi opinión es una gigantesca falacia de autoridad. ¿Lo llamamos fundamentalismo de socialdemocracia? ”

    Naturalmente que el Estado está lleno de fallos y comete miles de errores y abusos pero si hablamos de Estado Democrático de Derecho, que es al que se supone que nos referimos, es un poder controlado por una serie de entidades y factores (parlamento, oposición, prensa, asociaciones ciudadanas diversas, justicia, urnas, etc ) y, por tanto, con menos probabilidades de fallar y de abusar que un poder económico supranacional o de las altas finanzas que no esté controlado por nada o casi nada o que solamente esté controlado por la competencia (cuando la hay).

    Lo que dijiste de Clinton, te recuerdo que fue su política la que sacó a su país de la crisis originada por Reagan pero el poder omnímodo de muchas multinacionales y de grupos de presión no le dejaron ir más allá de lo que a el le hubiera gustado en políticas sociales y en política exterior.

    Lo que dices de los impuestos indirectos, es verdad que el estado cada vez se nutre más de estos por eso digo que gana terreno la regresión fiscal propia del neoliberalismo y con ello el deterioro de servicios públicos y de prestaciones que se desarrollaron con los impuestos directos, a pesar de, como bien dices, las bolsas de fraude, así como aumentan las diferencias de renta real al pagar más impuestos, en proporción, los menos pudientes.

    Para terminar, lo que dijiste de Europa respecto a EEUU creo que no es correcto porque no existe una unidad económica ni política de Europa-Nación en la UE y estamos a años-luz aún de conseguirlo. Pero, sin embargo, en la zona euro hay mayor productividad en conjunto que en EEUU lo que pasa es que esta Unidad Monetaria está recien nacida y sin unidad política. Y hay varios paises de Europa Occidental de los que tienen avanzados sistemas de Bienestar Social que si tuvieran el tamaño de población y de territorio que tiene USA (o la mitad que ellos) serían paises más prósperos que el país del dólar.

    En todo caso hay varios paises de Europa Occidental con un Indice de Desarrollo Humano mayor que la primera superpotencia.

  • Manuel:

    Estoy completamente de acuerdo contigo en que el desarrollo tecnológico es lo que crea verdadera riqueza pero si esa riqueza no se redistribuye con una fiscalidad progresiva entonces o no puede haber gasto público suficiente para garantizar el sostenimiento de ese desarrollo industrial, invirtiendo en formación, infraestructuras e I+D+i o esa política fiscal recae sobre las capas más déviles, pagando en proporción más estas a base de impuestos indirectos, como viene ocurriendo desde que el fundamentalismo de mercado lleva ganando terreno desde los 80.

    Me temo que eso no es cierto. Los impuestos indirectos son los que financian la educación, I+D+I, las infraestructuras y la mayoría de cosas que te imagines. Con los impuestos directos, la gente tiende a la evasión fiscal. Cosa que, por otro lado, no me parece mal del todo. Pero no te engañes, el Estado vive de gasolina, tabaco, IVA y trabajadores, no de una parte proporcional de los impuestos según la riqueza de la persona (que ya existe) que cobra directamente.

    Y esos paises que mencioné han desarrollado unas políticas fiscales progresivas que les han permitido armonizar un desarrollo tecnológico e industrial paralelo a un desarrollo social y esto último (desarrollo social) era ínfimo antes de la 2ª mitad del S.XX así como es bastante menor en USA respecto a la mayor parte de Europa Occidental.

    La política progresiva de impuestos no tiene nada que ver con el desarrollo. Si yo tengo un cepillo de dientes eléctrico barato y que funcione bien, algo impensable hace 20 años, no es por la redistribución de la riqueza.

    Y repito, EEUU tiene la ventaja de que al ser un país con una extensión territorial tan vasta y, por tanto, una población mucho mayor que la de los paises de Europa Occidental

    Hace ya bastante tiempo que Europa decidió abrir sus mercados. Ya no es excusa.

    No se invierte en I+D+i en Norteamérica en relación al PIB más, ni existe mayor cultura de progreso científico, que en algunos paises norte-europeos.

    Ya, pero allí tienen una cultura de “monta el negocio y sé rico” que aquí no aparece ni con detectores. La frase de X. Sala i Martín es reveladora: “Cuando yo pregunto a mis estudiantes de la Universidad de Columbia, el 90% dice que quiere montar su negocio y ser rico, mientras que el 10% quiere trabajar para el Estado. Cuando estoy en la Pompeu Fabra, la proporción es la inversa”

    Además, precísamente, desde la Era Reagan, en USA está habiendo un fuerte deterioro en su calidad de enseñanza primaria y media así como de la productividad de su economía (es decir, en su desarrollo tecnológico tb) y eso es patente tb con la política de Bush.

    ¿Y Clinton no lo arregló? Otra razón más para no confiar en socialdemócratas.

    Hay períodos de grandes burbujas especulativas que crean fantasías macroeconómicas y que, aunque por un tiempo sirvan para crear mucho empleo, acaban estallando y yéndose todo al carajo, lo que nos perjudica tb a nosotros mucho.

    Eso es por mantener los tipos de interés artificialmente bajos. Lo mismo que ha pasado ahora. Y los tipos de interés dependen del BCE o FED de turno, no del capitalismo.

    También Rusia y China son grandes potencias mundiales pero no porque tengan unas economías muy productivas (son bastante menos productivas que la española que ya es decir) si no por el tamaño de su territorio y de su población.

    Bien por ellos. A mí no me preocupa la competencia, lo que me preocupa es que el gobierno me ponga tantas barreras que no me deje competir, que es lo que pasa ahora.

    el fundamentalismo de mercado, es decir, considerar que la “mano invisible” de la que hablaba Adam Smith es todopoderosa

    Smith no dijo exactamente eso. Dijo que la sociedad encontraba las soluciones y se coordinaba sola.

    y solo el mercado libre sin nigún tipo de regulación estatal o de intervencionismo ni de participación ni de concertación de agentes económicos con agentes sociales y con el estado es un dogma de fe

    Es que el error también está incluido en el mercado. Todo sistema tiende a evolucionar a partir del ensayo y el error. Lo que no puede ser es que si un sistema comete un error (que, además, está alimentado de otros) se acabe desacreditando. Este error es la consecuencia, en mi opinión, de dos fallos estatales (tipos de interés artificialmente bajos, así como asegurar las pérdidas de dos entidades semipúblicas como Freddie y Fannie) y uno de mercado (controles no adecuados para los riesgos). De la misma manera, no sé qué tiene el Estado para acabar siempre confiando en él. En mi opinión es una gigantesca falacia de autoridad. ¿Lo llamamos fundamentalismo de socialdemocracia? Cualquier sistema es corrompible, y por mucho que se las ingenie el Estado, siempre habrá una forma de saltarse sus barreras, de manera que el Estado se verá forzado a intervenir. Para eso, el mercado lo hace sólo, sin tener que pagar a ningún burócrata. ¿O acaso crees que la gente que ha quebrado es tan pardilla como para caer dos veces en el mismo error?

  • Muy interesante… que todos coincidan en “pedir” soluciones y “esperarlas” de La Política. La dependencia respecto de quienes dicen representar o interpretar al pueblo, al mercado, al proletariado, “al futuro” o a Dios entre muchos otros es inevitable. La pretensión de dirigir el mundo es de todos. La lucha entre los que puedan libararla de verdad decidirá el resultado. La polémica es útil (y utilizada) para buscar la victoria (“intervencionistas” de todo grado luchan entre sí para conquistar el poder, mantenerlo o reconquistarlo según sea el caso). La esperanza volverá a dar frustraciones, pragmatismo resignado o aprovechado, melancolía, etc. En todo caso, algunos apuntes permiten observar meros signos de un colapso probable en un tiempo indefinido (meras tendencias tal vez contrarrestables, y que tal vez también sean aprovechables para nuevos poderes opresores que nunca satisfarán a todos… al menos mientras siga siendo “válida” o “eficaz” la división del trabajo humano). Los que se inclinan por unas u otras alternativas… que sigan luchando, intentando imponer a unos u otros, convertirse en cómplices o aliados o cabecillas de segunda fila de los poderosos de turno.
    Por si os vale… por si facilita el autoexamen que lleva a reconocer las propias “debilidades egoistas”.
    Un saludo melancólico.

  • Manuel

    Estoy completamente de acuerdo contigo en que el desarrollo tecnológico es lo que crea verdadera riqueza pero si esa riqueza no se redistribuye con una fiscalidad progresiva entonces o no puede haber gasto público suficiente para garantizar el sostenimiento de ese desarrollo industrial, invirtiendo en formación, infraestructuras e I+D+i o esa política fiscal recae sobre las capas más déviles, pagando en proporción más estas a base de impuestos indirectos, como viene ocurriendo desde que el fundamentalismo de mercado lleva ganando terreno desde los 80.

    Y esos paises que mencioné han desarrollado unas políticas fiscales progresivas que les han permitido armonizar un desarrollo tecnológico e industrial paralelo a un desarrollo social y esto último (desarrollo social) era ínfimo antes de la 2ª mitad del S.XX así como es bastante menor en USA respecto a la mayor parte de Europa Occidental.

    Y repito, EEUU tiene la ventaja de que al ser un país con una extensión territorial tan vasta y, por tanto, una población mucho mayor que la de los paises de Europa Occidental así como grandes riquezas naturales puede tener un presupuesto que le permita invertir en tecnología y en cualquier cosa (e.j: armamento para dominar a los paises del Sur y despojarles de sus riquezas) mucho más que los paises de Europa Occidental y por eso desarrolló más económica y tecnológicamente, pero tanto su productividad como su PIB per cápita es menor que la de dichos paises europeos con avanzados sistemas de protección social y su capacidad de Innovación Tecnológica (que no es lo mismo que desarrollo tecnológico) no es la mayor del mundo. No se invierte en I+D+i en Norteamérica en relación al PIB más, ni existe mayor cultura de progreso científico, que en algunos paises norte-europeos. Además, precísamente, desde la Era Reagan, en USA está habiendo un fuerte deterioro en su calidad de enseñanza primaria y media así como de la productividad de su economía (es decir, en su desarrollo tecnológico tb) y eso es patente tb con la política de Bush. Hay períodos de grandes burbujas especulativas que crean fantasías macroeconómicas y que, aunque por un tiempo sirvan para crear mucho empleo, acaban estallando y yéndose todo al carajo, lo que nos perjudica tb a nosotros mucho.

    También Rusia y China son grandes potencias mundiales pero no porque tengan unas economías muy productivas (son bastante menos productivas que la española que ya es decir) si no por el tamaño de su territorio y de su población.

    Y el mercado ayuda mucho al desarrollo económico pero el fundamentalismo de mercado, es decir, considerar que la “mano invisible” de la que hablaba Adam Smith es todopoderosa y solo el mercado libre sin nigún tipo de regulación estatal o de intervencionismo ni de participación ni de concertación de agentes económicos con agentes sociales y con el estado es un dogma de fe, puede ser tan peligroso como el marxismo-leninismo o como el nazismo. Que conste que no digo que en este blog haya algo parecido a eso, ni mucho menos

  • No defiendo la socialdemocracia de Bernstein. Digo que Bernstein defendió el capitalismo en base a las mejoras reales de la calidad de vida de los trabajadores.

    Sobre que la socialdemocracia consiguió llevar los índices de desarrollo humano, creo que estás equivocado. Las “políticas sociales expansivas” son impuestos que hay que pagar y que la sociedad puede utilizar para otros fines. Lo que mejora los índices de desarrollo humano es la tecnología, no la redistribución impositiva. Daba igual que en la España del siglo XVI llegaran barcos repletos de oro: sin tecnología ni avances científicos daba igual la redistribución: todos morían por enfermedades a los 40 años, sino antes. Y, en eso, EEUU nos da mil vueltas. Los índices de desarrollo no fueron gracias al Estado o a la socialdemocracia, sino a pesar de ellas.

    sin caer en fundamentalismos de mercado

    ¿Qué es el fundamentalismo de mercado? Toda la izquierda habla de ella, pero hace casi 100 años que no se ve por ninguna parte.

  • Manuel

    A Sancho Llaneza:
    “Corrígeme pero “crear riqueza” es algo menos que un término genérico. ¿A qué parámetro te refieres? No estaría mal un ejemplo de esos países.”

    De acuerdo. Si por riqueza se entiende PIB per cápita estimado en dólares tenemos que Luxemburgo, Noruega, Islandia, Suiza, Dinamarca, Irlanda, Suecia, Finlandia y los Paises Bajos están por encima de los EEUU. Lo que ocurre es que al haber una extensión territorial mucho mayor en EEUU que en los citados paises europeos, el PNB es mayor por parte de USA, pero eso no es que haya más productividad ni que se cree más riqueza por habitante. Si lo deseas te doy datos más precisos de esto.

    Y si de productividad vamos a hablar Finlandia es el país más competitivo actualmente y tanto Noruega como Suecia superan a USA en capacidad de Innovación Tecnológica.

    A Burrhus, el elefante neocon:

    “Sí, me refiero al capitalismo salvaje del Siglo XIX que el mismo Eduard Bernstein aceptó como algo que había mejorado sensiblemente la calidad de vida de los trabajadores y razón por la que el comunismo hast ala fecha no tenía demasiado sentido.”

    La mayoría de los paises europeos que cité aplicaron unas políticas expansivas en gastos sociales e intervencionistas en los mercados, muy en la linea de lo que quería Berstein, tras la 2ª Guerra Mundial que les llevaron a alcanzar unos Indices de Desarrollo Humano muy por encima del que tenían antes de la 2ª mitad del S.XX y todo paralelo como es lógico y como ya he mencionado a una fuerte creación de riqueza, la mayor creación de riqueza que se produjo en la historia y en el planeta.

    No digo que no haya que reformar dichos sistemas. Claro que actualmente se precisa una mayor apertura de algunos mercados europeos y reformar los sistemas públicos de servicios y racionalizar el gasto en sus administraciones pero sin caer en fundamentalismos de mercado que eso también son fórmulas rígidas.

  • Jordi:

    , que solucion hay al problema ahora que ya estamos en el? No seria mas interesante debatir sobre como salir del charco antes de sentarse a pensar como evitar que pase otra vez?

    En mi modesta opinión, liberalizar los mercados. Si ahora mismo nadie presta un euro y las empresas tienen problemas, lo sensato es flexibilizar todas las condiciones de los diferentes mercados y dejar que pase el tiempo. Para esto, Keynes no funciona. Keynes pondría a unos a cavar zanjas y a otros a taparlas y eso, tras la Crisis de 1973, se sabe que no funciona.

    Manuel:

    Y si ese libre mercado del que hablais no existe, a lo mejor es porque es tan quimérico que sencillamente no puede existir

    Existió y funcionó razonablemente bien en el siglo XIX, durante la Revolución Industrial. Claro, que por aquella época también existía el colonialismo. Me conformo con esas libertades.

    ¿A que llamais Libre Mercado entonces?¿Al capitalismo salvaje de antes de la 2ª Guerra Mundial que supuso tanta pauperización y semiesclavitud, y por tanto, estallido de revoluciones, Crak del 29, comunismos y fascismos, desembocando todo ello en la 2ª Guerra Mundial?

    Sí, me refiero al capitalismo salvaje del Siglo XIX que el mismo Eduard Bernstein aceptó como algo que había mejorado sensiblemente la calidad de vida de los trabajadores y razón por la que el comunismo hast ala fecha no tenía demasiado sentido.

    Desde luego, hay periodos anteriores a la 2ª Guerra Mundial. Hitler no llegó al poder porque jugó a los dados y ganó, sino poruqe a unos cuantos Estados codiciosos les dio por reclamar “reparaciones de guerra”. De hecho, Keynes tiene un libro bastante gracioso llamado “Las consecuencias económicas de la paz” muy interesante al respecto. Y, desde luego, si ahora hay menos pobreza que antes es gracias al capitalismo y a pesar de los gobiernos, no al revés.

    Es decir, lo único que se puede hacer de momento y es toda una demostración de que hay que huir de fórmulas rígidas.

    Es una excelente idea: Flexibilizar los mercados.

  • Sancho Llaneza

    “sobretodo en lo que se refiere a bienestar social y hay paises del Oeste de nuestro continente que teniendo unas economías bastante intervenidas crean más riqueza que la estadounidense por millón de habitante.”

    Corrígeme pero “crear riqueza” es algo menos que un término genérico. ¿A qué parámetro te refieres? No estaría mal un ejemplo de esos países.

    Revisa lo de la inversión en I+D de los yanquis. Creo que habiendo mucha por parte del estado, por parte de las empresas hay muchísima más que en cualquier país de Europa (las malvadísimas farmacéuticas son un ejemplo muy socorrido).

    La cuestión territorial no es relevante hablando en términos de PIB per cápita, vamos, digo yo.

    Tío, repasa

  • Sancho Llaneza

    “Y a Sancho Llaneza, le digo que no se preocupe de mis supuestas inclinaciones sectarias según usted, si oigo menos la COPE y leo menos Libertad Digital de lo que lo hacía es por eso, porque ya lo hice muchas veces primero y perdí toda esperanza de que esos medios de comunicación tengan un mínimo de calidad, de pluralismo, de contraste de información y de limpieza en su trabajo.”

    Pero dos cosas. Yo les veo mucha calidad y mi opinión esen principio como la tuya y, por lo que veo, mejor informada y, sobre todo, con mejor uso de la lógica. Es decir, tal vez lo que pasa es que no entiendes lo que dicen en esos medios porque tu uso de la lógica no es muy maduro y hay otros que saben manejar a un público de tus características. Además, lo de sectario no tiene mucho remedio: te has presentado como se presenta un sectario, con mucha retórica, mucha soberbia y mucho desprecio hacia los demás (los oyentes de la COPE, por ejemplo). No te preocupes, no te voy a pedir tu criterio de calidad, no viene al caso el pluralismo (es una tontería progre, una de las malas digestiones conceptuales porque la pluralidad es mérito respecto al conjunto de los medios, no respecto a UN medio) y tampoco te voy a pedir ejemplos sobre el contraste de información porque suelen ser o paridas o, de nuevo, errores de pura lógica. “Limpieza” es un adjetivo bonito pero hueco, así que también lo dejo pasar.

    Vayamos a tu opinión y falta de lógica.

    “Es decir, lo único que se puede hacer de momento y es toda una demostración de que hay que huir de fórmulas rígidas.”

    El “es decir” no lo entiendo. No sé de dónde sale la equivalencia de la frase que le sigue con lo que mencionas antes. Antes mencionas una serie de hechos (inexactos e incompletos, pero hechos) y concluyes con un precepto metodológico. Es un error de categoría del tipo del que nos ofrecía Felipe González con sus “por consiguiente” (ha creado escuela,por lo visto). Los errores de categoría son los peores que se pueden cometer en lógica. En el mejor de los casos convierten en un sinsentido en una parte del discurso, en el peor, todas.

    Aún así, podemos aplicar el principio de caridad y probar a darle sentido: si lo que se han probado hasta ahora es lo contrario a fórmulas rígidas y admites que es un desastre ¿por qué hay que huir de fórmulas rígidas? Supongo que esto es un ejemplo de la “limpieza” ¡o falta de ella! ¿no ? de la que hablabas.

    Si has llegado hasta aquí podrás comprobar que no todo lo que dices me parece despreciable (reconoce que despreciar a la gente tiene consecuencias, seas consciente o no de ese desprecio, que todo hace posible la soberbia) Es interesante la idea de que el libre mercado del que hablamos no puede existir. Sinceramente, empiezo a sospechar que es así, que es una posibilidad cada vez más remota. Los liberales estamos realmente abatidos como has podido comprobar. Es más, yo creo que es una utopía. Lo que me parece es que no es por las mismas razones que las tuyas. Tú crees que es por lo mismo que el comunismo como lo planteó Marz y eso es una simpleza. Yo creo que por el socialismo, que es una cuestión política. El liberalismo es casi, casi lo contrario del socialismo y la preferencia de muchísima gente poderosa es el socialismo, lo mismo que para mucha gente a secas. No veo especial problema teórico con el liberalismo: cuanta más libertad económica más prosperidad y la crisis es incapaz de desmentir este aserto porque las empresas y la parte del sistema que ha fallado son un prodigio de intervención.

    En fin, te sugiero que pases de la tontería esa de la pluralidad: entre los diarios muy leídos en Internet ¡faltaría más que los pocos que son liberales encima dieran cancha a los socialistas! cuando, además, desde ese punto de vista precisamente, los demás son muuuy poco plurales porque no hay NI UNO que tenga liberales (alguno hay, pero muuuy poco). La pluralidad es un conceptoprogre para forzar a los protestones a ser progres (piénsalo a la vista de lo que te digo, la escasísima cantidad de liberales en medios progres). Luego mejoras un poco la lógica y, ya verás, resulta que te darás cuenta de que el tonto eras tú (con perdón)

  • Manuel

    Y para terminar a Ijon Tichy, si, según tu, no hay libre mercado, en todo caso en EEUU hay un mercado mucho menos intervenido que en Europa.

    Pues bien, su superioridad económica es, mas que nada, por la extensión territorial y por las fuertes inversiones en I+D+i, en formación y en infraestructuras (es decir, gasto público) no solo por los mercados . Porque también en la mayoría de los paises de Sudamérica y del África están las economías menos intervenidas que en Europa, sobretodo en lo que se refiere a bienestar social y hay paises del Oeste de nuestro continente que teniendo unas economías bastante intervenidas crean más riqueza que la estadounidense por millón de habitante.

    Y precísamente para garantizar la competencia es necesario intervencionismo de instituciones que velen por la limpieza en el juego de los mercados y así evitar prácticas desleales de empresas que también generan monopolios y precios desmesurados.

  • Manuel

    Y Jordi, ya vés que lo que se está haciendo en EEUU para salir del charco es, ni más ni menos que nacionalizaciones e intervenciones del estado en algunos casos y en otros dejar a las torres caer (como se hizo la semana anterior) para que las empresas no se acostumbren a hacer lo que les dá la gana y que luego venga papá estado a pagar los platos rotos . Es decir, lo único que se puede hacer de momento y es toda una demostración de que hay que huir de fórmulas rígidas.

    ¿Soluciones? Si las hubiera tan a mano ya se estarían aplicando, por el bien electoral de los diferentes gobernantes.

  • Manuel

    Básicamente estoy de acuerdo con lo que dice Noel

    Y a Sancho Llaneza, le digo que no se preocupe de mis supuestas inclinaciones sectarias según usted, si oigo menos la COPE y leo menos Libertad Digital de lo que lo hacía es por eso, porque ya lo hice muchas veces primero y perdí toda esperanza de que esos medios de comunicación tengan un mínimo de calidad, de pluralismo, de contraste de información y de limpieza en su trabajo.

    En cuanto a lo escrito por Ijon Tichy, según eso, Socialdemocracia es lo que hizo Aznar. Y si ese libre mercado del que hablais no existe, a lo mejor es porque es tan quimérico que sencillamente no puede existir, como ocurre con el anarquismo o con el Comunismo tal y como lo expuso Karl Marx en el Manifiesto Comunista, que no es exactamente igual que lo que hubo en los paises del Este o que lo que hay en Cuba. Porque, repito, ¿A que llamais Libre Mercado entonces?¿Al capitalismo salvaje de antes de la 2ª Guerra Mundial que supuso tanta pauperización y semiesclavitud, y por tanto, estallido de revoluciones, Crak del 29, comunismos y fascismos, desembocando todo ello en la 2ª Guerra Mundial?

  • Una pregunta al aire para economistas expertos de un habitante de EE.UU.: vale ya de si el sistema era capitalista, libre mercado o intervencionismo encubierto, que solucion hay al problema ahora que ya estamos en el? No seria mas interesante debatir sobre como salir del charco antes de sentarse a pensar como evitar que pase otra vez? Pagamos la imprudencia entre todos sin sacar beneficio alguno?

  • Manuel #9:

    Me convencen más las tesis de Keynes de que son originadas por un exceso de desregulación y ausencia de intervencionismo (fueron políticas keynesianas las que nos sacaron de las crisis originadas por el Crak del 29

    Me parece bien que te convenzan más las tesis de Keynes. No obstante, el hecho de que se acabara quemando la comida para que la producción se ajustara a los precios mínimos impuestos por el gobierno no me parece precisamente lo mejor. Más que nada porque así la gente no deambularía por ahí buscando trabajo y algo que echarse a la boca. No es que fuese la falta de regulaciones que a Keynes no se le ocurrieron, más bien fue una falta de libre comercio a invel mundial y los tipos de interés significativamente bajo. Además, las ideas de Keynes no estaban dedicadas a prevenir las crisis, sino a salir de ellas.

    Sobre la salida de Argentina de la crisis, creo que tanto gasto público ha desencadenado una inflación que estaba casi al 10%. De lo que creo que no hablas es de la crisis de 1973, donde se tomó a Keynes por el manual y todo acabó con Reagan y Thatcher privatizando.

    Lo divertido empieza ahora: siempre se había pensado que Estados Unidos eran el espíritu del liberalismo. Ahora que se han quitado la careta podemos ver realmente cómo funciona el sistema. Me atrevo a decir que, salvo por la batalla de la propaganda, la guerra todavía no ha terminado.

  • Noel

    Uy, he dicho Antonio. ¡Quería decir Manuel! Que mal. xDD

  • Noel

    Yo lo que creo es que perdéis demasiado tiempo hablando de etiquetas y de eso de “hacia donde va el mundo”.

    Yo creo que la gente inteligente y curiosa debería darle poca importancia a este tipo de debates, por lo menos intentar ocuparle el menor tiempo posible. Vamos a ver, la complejidad de las sociedades humanas es infinita por no decir que es continuamente cambiante. Con esto quiero decir, que el rigor se debe centrar en debatir individualmente las diferentes políticas, las diferentes legislaciones.. pero no en su conjunto, sinó en grupos reducidos o directamente, como ya he dicho individualmente. De lo contrario siempre caemos en malos entendidos y en conversaciones que no llegan a nada, como la de Manuel y Luís en estos comentarios, conversaciones que no llevan a nada, porque se habla de conceptos confusos(¿neoliberalismo? ¿qué coño es eso?).

    Es mejor hablar de políticas concretas y de lugares concretos. Porque el hecho de que yo pueda estar de acuerdo en que ha faltado una regulación más inteligente en los bancos de inversión americanos, eso no quiere decir que toda legislación que se le pueda tachar de “neoliberal” es mala y causante de la situación financiera actual. Si lo pones todo en el mismo paquete, como hacen los fanáticos de las ideologías y la geopolítica, lo único que haces es dar palos de ciego y mirar a la realidad de forma distorsionada. Que ha faltado una regulación mejor en un tipo de banco en EEUU, no quiere decir que no se deba liberalizar otros mercados; al igual que una persona de tendencia promercado no tiene porque rechazar cualquier regulación (de hecho sin regulación, sin Estado, el mercado tal y como lo conocemos tampoco existiría). Es cuestión de no dejarse llevar por visiones ideológicas que lo único que hace es destrozar el debate serio. Unos lo hacen por interés, y otros por inercia. Creo, Antonio, que se me entiende. 🙂

  • (*)

    No hay errores modernos. Nada debe descartarse. El liberalismo parecía gloriosamente fenecido a principios de los ochenta y ahora lleva vigente veinte años (con resultados, en general, muy positivos). Mañana podemos encontrarnos en un revival marxista, fascista o en el gran motín de la India…

    No hay que ceder a la intimidación de los problemas. La mitad de la inteligencia está en reconocer la ajena. Que Otero sea conservador, Manel Gozalbo, liberal o Mario Céspedes, todo un doctor en letras, marxista no debe impedirnos examinar sus razones. Cuando las ratas salgan de las alcantarillas y las veamos por el patio, habrá que bajar a limpiar el patio, no esperar a que empiecen a comerse los marcos de las puertas y el cable del ADSL.

  • Ijon Tichy

    “Socialdemocracia”, como nombre, mola más que Capitalismo de Estado, pero en realidad es lo mismo. Capitalismo controlado por el Estado para limitar la competencia y favorecer a los ricachos amiguetes.

    El libre mercado no solo crea riqueza, la redistribuye evitando su concentración en pocas manos. Si existiera tal libre mercado, claro está.

  • Sancho Llaneza

    “Le confieso que el segundo artículo que me señaló, en cuanto ví que era de Libertad Digital ya no quise leer más. ”

    ¿No son graciosas algunas confesiones? Graciosas y toda una declaración de la capacidad científica. Lo del encefalograma plano debido a escuchar a la COPE y tal lo provoca el sectarismo. A mi, por ejemplo, escuchar la SER y leer El País nunca me estropea la actividad cerebral. Me produce, unas veces hastío, otras cierta satisfacción al proporcionarme datos interesantes sobre por dónde va a ir la propaganda de los progres (ya sabes, si Zpaputo dice que ANV es buena, te explican por qué es buena, si lo que dice es que es mala, te explican por qué ahora no es mala).

    Eres un verdadero creyente, empiezas por no leer. Es sorprendente encontrarse en España tantos creacionistas de la economía. Son igual de impermeables y usan casi la misma retórica: no escuchar, no ceder, no informarse, no estudiar, leer los boletines internos sobre estrategia dialéctica, toneladas de fe y soberbia, mucha soberbia.

  • Hmm, ocurre que la crisis no parece ser causada por el “liberalismo salvaje” (cosa que no existe) y que las soluciones keynesianas no son la panacea que algunos prclaman.
    Además, en la resolución del Crak del 29 tampoco parece que Keynes aportase gran cosa.

    Perdone, no soy economista y no me queda más remedio que citar. De todos modos, y volviendo a lo que pretendía con el post, no es posible culpar de una crisis a algo que no ha existido nunca, pues los mercados jamás han estado liberalizados y las medidas “liberalizadoras” de gobiernos de todo color apenas si suponen (o supusieron) parches coyunturales. Tan espeluznante es el discurso de quienes se inventan un monstruo inexistente como el de los que asumen el papel de monstruos sin haber sido nunca otra cosa que cómplices del intervencionismo subvencionista.

  • Manuel

    Le confieso que el segundo artículo que me señaló, en cuanto ví que era de Libertad Digital ya no quise leer más. No quiero terminar con encefalograma plano que es lo que me pasa cada vez que oigo la COPE, a Losantos y a muchos comentaristas y editoriales de El Mundo.

    En fín, respeto las tesis de que las burbujas especulativas las genera el intervencionismo como parece afirmar la Escuela Austriaca. Me convencen más las tesis de Keynes de que son originadas por un exceso de desregulación y ausencia de intervencionismo (fueron políticas keynesianas las que nos sacaron de las crisis originadas por el Crak del 29 y por la del 88, así como tb sacaron a Rusia, Sudeste Asiático y Argentina de sus respectivas crisis bursátiles a finales de la década anterior y principios de esta ) y las de Schumpeter de que las crisis cíclicas pueden originar el derrumbe del capitalismo si desde el estado no se estimula la economía productiva y se controla la especulativa.

  • (*)

    Una adenda para padres. Este texto me lo recomendó un catedrático de topología cuya hija se casa en un mes: la ginecóloga -y objetora de conciencia- más bonita de España.

  • Manuel, creo que aquí y aquí encontrará muchas respuestas a sus preguntas.

    Burrhus, qué suerte tienes de tener la piel tan dura, los inviernos srán menos duros y más baratos para tí.

  • Manuel

    ¿Donde está el anticapitalismo de Zapatero? ¿No habíamos quedado en que había que desprenderse de la caverna copeliana y losantiana?

    Que yo sepa las notas dominantes de la política económica del gobierno de Zapatero en la anterior legislatura fueron liberales y tb lo són las medidas que se aprobaron recientemente para hacer frente a la crisis. Medidas muy en el aire, sin especificar y sin aclarar y que, además, llegan tarde, pero medidas liberales (privatizaciones, liberalizacion de servicios profesionales, etc). Y, por cierto, la mayoría de las economías europeas más desarrolladas que la nuestra (y con industria más potente y competitva, por tanto) están más intervenidas que la española, a pesar de que se están abriendo últimamente, lo que me parece bien, pues lo necesitan.

    Y lo cierto es que desde los años 80, comenzando por las políticas de Reagan y Thatcher y siguiendo por los burócratas de Bruselas y, sobretodo, la disciplina impuesta por el Consejo de Whasintong y los Bush, la política que ha dominado el mundo es de neoliberalización creciente, beneficiando en algunas cosas a todos pero en otras perjudicando más que beneficiando.

    ¿Acaso la precariedad laboral fruto de una ausencia de política industrial, la carestía de vivienda, el empeoramiento de la calidad de muchos productos de consumo doméstico y el hecho de que por primera vez desde la 2ª Guerra Mundial vayamos a tener en Europa una generación que vive peor de lo que vivieron sus padres, algo que ya ocurrió en los 90 en EEUU y en Sudamérica, es por culpa del intervencionismo?

    ¿Son anticapitalistas empresarios como los que apoyan a Obama, tales como el filántropo George Soros que afirma que la desregulación excesiva de la economía que llevaron a cabo los gobiernos republicanos desde los 80 es la causante de la actual crisis financiera, o Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, que afirma que la crisis de Wall Street es para el neoliberalismo lo que la caída del muro de Berlín fue para el comunismo?¿Tienen algo que ver estos, por poner solo unos poquísimos ejemplos, con el Che o con Castro?

    Lo que me parece fuera de toda lógica es llamar anticapitalismo a todo lo que no sea el paleoliberalismo económico mercachifle de la época de la Revolución Industrial.

  • Sobre la cuestión de la energía, con ministras como ésta, normal.

  • Durante la escalada de bombardeos estratégicos sobre Alemania durante la Segunda Guerra Mundial se enviaron a las ciudades cantidades ingentes de artillería antiaérea. Dicha artillería y sus dotaciones hubiesen sido de gran importancia en otros lugares mientras que la capacidad real de la misma para detener o reducir la fuerza de bombardeo aliada era muy limitada. ¿Por qué, sin embargo, se siguió mandando más y más aritllería a las grandes ciudades? Porque a la población civil le gustaba oír a los cañones propios responder al bombardeo. Una cuestión de moral y autoengaño.

    Con la intervención económica en general ocurre lo mismo que a los civiles alemanes citados: la ilusión y tranquilidad que puede generar la promesa de un político o un departamente público encargado de resolver tal o cual problema es muy grande y por tanto, pese a pobres resultados, se sigue esperando mucho de la intervención.

    No creo que vivamos “tiempos de superestatismo”, eso ya es el pasado. La gente ya no respaldaría las colectivizaciones y utopías que tuvieron larga acogida en los años 20-30 del siglo XX. No lo haría porque el capitalismo al fin es un sistema con el que se identifican amplias capas de la población y no sólo una elite. La única amenaza que se me antoja posible es la de una inmoderada inmigración que nos devolviese a los tiempos citados por la aparición de un nuevo “ejército proletario de reserva”. No, creo que la amenaza más importante contra el capitalismo no son los estados occidentales y los programas del bienestar (que llegado el momento se desmantelarán) sino lo que algunos altermundistas denominan “la bomba de la pobreza”. Occidente debería contribuír activamente a una concertada política de cierre de fronteras y una intervención generalizada en los puntos negros de la barbarie en lugares como África. ¿Por qué? Pues porque la desigualdad social traerá la destrucción del capitalismo.

    Y todo esto conecta con algo que dice usted: “Mientras todo eso ocurría, los nacionalistas y los socialistas continuaban alimentando el imperialismo rampante.” ¿Cuál es el problema del imperialismo? Sin él no existiría el Estado de California y los EEUU no serían lo que son, para desgracia de todos. El imperialismo es la consecuencia lógica de la superioridad moral de una república que a la legitimidad sume la fuerza. Lamentarse amargamente de eso es como quejarse de que la lluvia moje.

  • (*)

    Me quito el sombrero liberal e inmediatamente me pongo el sombrero conservador. J. M. Otero Novas ha avisado en sucesivos libros (Fundamentalismos enmascarados, 2000, y, especialmente, El retorno de los césares, escrito en 2003 y publicado en 2007) de que llegaba la hostia.

    La realidad, como reconoce Velarde “el Viejo” es que España hubiera entrado en crisis no más tarde de 2009 a causa de un liberalismo mal entendido, demasiado pánfilo, que nos ha llevado a desprendernos de los ahorros, las joyas e incluso los muebles a cambio de unas estampitas de cohesión de FrancoAlemania Inc.

    Llega el día en que dejan de fiarte en el colmado y has de pagar. El tendero te mira mal, el vecino te mira mal, tu mujer te mira mal, tus hijos lloran y a ti se te llevan los demonios. ¿Como restaurar la confianza en “el sistema bancario”, “los mercados”, incluso en “el liberalismo” y hasta en “la democracia liberal”. Ay, esos polvos, etc.

    PS.- Mientras tanto, un parámetro del cual Rallo no habla, la energía media disponible por persona, la famosa ê, amenaza con convertir la luna en sangre y hacer temblar los cimientos de la civilización. Porque el día que empiecen a escasear de verdad los recursos, toda esta “filosofía para comerciantes” –según la divertida errata de Julián Marías, que le valió la no admisión de su tesis- y todos nuestros valores democráticos van a irse donde los preservativos tras el coito. No creo haya un solo padre en España que ignore que sus hijos van a vivir en tierra inhumana.

  • hare

    Excelente entrada. Tan solo un comentario estético; seguramente escribes desde un teclado sin el signo “¿” y el “¡” Pero sin ellos me tengo que ller dos veces las frases para saber dónde empieza la pregunta o la exclamación. Saludos cordiales.