Home Energía El Sumo Sacerdote Ecolojeta, Mr. Gore, ataca de nuevo

El Sumo Sacerdote Ecolojeta, Mr. Gore, ataca de nuevo

escrito por Ijon Tichy 19 julio, 2008

Hace algo más de dos añitos tuve ocasión de asistir a la presentación de un informe promovido por Greenpeace cuyo objetivo era demostrar la viabilidad de cubrir las necesidades energéticas españolas en el año 2.050 utilizando únicamente fuentes renovables.

 

 

Como no podía ser de otra manera, la conclusión era que se podía obtener energía renovable de sobra y blablabla. Interrogados en el turno de preguntas sobre el asuntillo de los costes que eso supondría, los responsables ecolojetas respondieron que de momento no habían abordado el asunto económico en el estudio. Que esos detalles quedaban para más adelante. 

Uno puede imaginar que para un directivo ecolojeta que vive (muy bien) de la pasta ajena, sea graciosamente donada por pardillos bienintencionados sea procedente de fuentes inciertas, el asunto económico no tenga mucha importancia.

Pero para cualquiera que haya afrontado con profesionalidad un estudio de viabilidad, sea de un proyecto energético o para abrir una mercería, lo de prescindir de la cuestión económica es simplemente absurdo.

Esto viene a cuento de la noticia que me hace llegar Germánico, en la que el Sumo Sacerdote Ecolojeta y multigalardonado cineasta de ficción, sr. Gore propone generar toda la electricidad de los EEUU a partir de fuentes renovables en un plazo de 10 años.

Dejando aparte la pasada que se marca el sr. Gore fijando un plazo mucho más corto que el propuesto por los chicos españoles de Greenpeace (¿por qué 10 años y no10 meses, hombre?, total, ya puestos…), llama la atención una vez más como en las demagogias ecolojetas abundan las palabras y escasean las cifras.

Y es que la clave, una vez más es ¿y eso, cuanto iba a costar?

  • Ijon Tichy

    Bueno, ya sabes, la típica frasecilla que, pronunciada con mucho énfasis eso sí, arranca encendidos aplausos de los auditorios en cualquier pograma televisivo. Me imagino perfectamente a Belén Esteban diciendo algo así.

    Luego protestan cuando se retira al Dr. Montes del servicio. Eso sí que salvó vidas…

  • Eso de no mirar los costes es cosa de ecolojetas, ciertamente, cosa que nada tiene que ver con ecólogos, cuyo trabajo requiere precisamente ¡medir los costes!, entre otras variables en el complejo y deliciosamente económico intercambio de nutrientes y fuentes de energía en la naturaleza.

    Pero forma parte de una, digamos, tendencia ideológico-política socialista, en la que los costes son lo último que se mal-mira, si es que llegan a mirarse. El otro día hice una aportación en el foro de terra, copia de otra hecha en Políticamente Incorrecto, sobre el Kasko Trascendental que ahora nos venden los budistas del Garraf(ón) mediante el órgano de propaganda religioso-anticatólica (en eso ha quedado) de la Dirección Gral de Tráfico. Una cándida muchacha, de seguro votante del PSOE, dijo la frase que todo buen progre debe decir: “con que sirva para salvar UNA vida, UNA sóla vida, habrá merecido la pena”.

    Imposible medir la vida salvada, pero esa hipotética vida salvada (descontadas las perdidas por fumarse un canuto trascendental antes de subir a la moto a un viaje astral pasote) compensa TODOS los costes y justifica TODOS los abusos en los que pueda incurrir la D.G.T, en nombre del Desgobierno del ínclito ZP. Por un bien común completamente indeterminado se incurre en cualquier coste y se comete cualquier atentado contra el derecho. Somos güenos, todo vale.

  • Ijon Tichy

    Gracias por la visita Genjo, y por el comentario por la modesta parte que me toca. Seguiremos en ello.

  • Ijon Tichy

    Juano, excelente intervención. No solo es rigurosamente cierto lo expuesto, sino que además está contado con humor, lo cual tratando estos temas es muy adecuado.

    Hay un proyecto europeo para construir en los próximos años 15 (sí, quince) centrales térmicas de carbón dotadas de diversas tecnologías de captura, transporte y almacenamiento del CO2 producido en la combustión. Las hay con procesos físicos (filtración) químicos o incluso biológicos (algas), pero todas ellas coinciden en duplicar el coste del kWh generado. Para competir, serán necesarias pues subvenciones con cargo a la caja europea y tendrán que dejarse de hacer otras cosas. Vamos, lo que contabas arriba.

  • Genjo

    Comenté hace unos días que me gusta esta casa porque se defiende la libertad. Y me gusta también -no puede darse una cosa sin la otra- porque se utiliza el sentido común.

  • Juano

    Hoy en La Provincia, periódico de Las Palmas, salió un artículo de cierto geólogo que propone un sistema novedoso y caro que previene el calentamiento global almacenando CO2 en los minerales.
    Envié un comentario sosegado exponiendo los datos que hacían tal idea ridícula y desmontando la histeria climática.
    El comentario ha sido censurado.

  • Juano

    Si llevas casi cualquier discusión política al plano económico la izquierda no tiene ni un solo argumento de peso para sostener sus posiciones. De ahí que sea común ver cómo desde ese espectro político se hace todo lo posible por desprestigiar el aspecto científico de la economía.
    Así postulan valores huecos e indefinidos de solidaridad, igualdad y un largo etcétera que dan lugar a la ** “economía social”. Mientras condenan la homogeneidad del valor monetario como elemento de análisis, la consecución de beneficios, la eficacia, la eficiencia… Todo aquello que la lógica y el buen juicio opone a sus planteamientos se rechaza por inmoral e ir contra los más débiles -independientemente de que las circunstancias de la debilidad sean culpa o no del sujeto en cuestión-.

    De esa manera esquivan todo diálogo constructivo sobre bases objetivas, introduciendo elementos subjetivos que llevan la disputa a su campo de juego con sus reglas. Y el artículo expone un ejemplo:
    – ¿Qué importa lo que pueda costar salvar el planeta y nuestras vidas? Es inmoral hablar de lo que cuesta salvar nuestras vidas como elemento de decisión, ¡por favor!
    – Mire, es que el planeta no está en peligro. Y lo que usted propone es económicamente insostenible. Además lo económico es relevante: si hay un enfermo cuyo tratamiento para salvarle cuesta un billón de euros, salvo que lo pague él la Seguridad Social jamás le aplicará el tratamiento. Porque para generar tal riqueza hay que empeñar muchas otras vidas…
    -¿Cómo que no?¿No ve usted los telediarios, los periódicos, los premios Nobel y los Oscar?¿Y cómo puede comparar el salvar a un enfermo con salvar a la humanidad? Por favor…
    – Sí, pero no son más que opiniones sesgadas e infundadas. Los resultados científicos no avalan lo que usted expone. Y la percepción de más catástrofes naturales la producen ustedes por dar más difusión a lo que ocurre con interpretaciones mezquinas, no es porque haya más que antaño. De hecho hay menos. Mire, mire las fuentes serias que analizan la realidad y no modelos matemáticos incompletos, cuando no manipulados… Así pues, invertir sin medida recursos ingentes en algo que no es cierto poco sentido tiene…

    (Y descompuestos los argumentos, saltan al descrédito gratuito)

    -Usted está aquí porque le paga una multinacional petrolera. / Usted se opone sólo porque le va a costar más impuestos, es un insolidario, un interesado, un sucio capitalista. / …
    -Mire, por culpa de lo de Kioto mi empresa se mudó a Marruecos y estoy en paro, nadie me paga. Y como no llego a los ingresos mínimos no pago impuestos directos… De hecho me estoy planteando emigrar porque con sus políticas no veo una salida digna a corto ni a medio plazo. Mi opinión es mía y nace de la recopilación de información fidedigna y contrastada con la que gracias a mi racionalidad puedo estructurar ideas razonadas, razonables, estructuradas y fundamentadas. Cosa que ustedes parecen incapaces de hacer…
    -No se preocupe, que si ganamos las próximas elecciones salvaremos al mundo y con las subvenciones crearemos empresas ecológicas de reciclaje en las que le podrán contratar con ayudas del ministerio. Como ve somos razonables y generosos. Hasta le invitamos a participar de nuestro proyecto por su bien dada su situación.
    -Mire, yo quiero que rebajen las exigencias absurdas para abrir mi negocio o para que vengan empresas que me contraten y poder tener un trabajo autónomo y/o productivo. No quiero que le quiten a los demás para darme a mi un sueldo y un trabajo social e improductivo por mi cara bonita.
    -Usted es un facha asqueroso, salga de aquí, no tiene la palabra. No se puede razonar (!!!!!) con usted… ¡Insolidario desagradecido!

    ¿Les suena de algo?

    ** Traducción a español diáfano de “economía social”: Toda acción de gobierno encaminada a la compra de votos con el dinero de los demás captado mediante la acción coercitiva de la Hacienda Pública. Las rentabilidades de este tipo de “economía” se miden exclusivamente por resultados electorales. Las pérdidas y perjuicios colaterales son irrelevantes.