Sobre la responsabilidad

Asumir responsabilidades llegado el caso se ha convertido en absolutamente innecesario. Ya no se discute sobre si los seres humanos deben -o quieren, o necesitan- asumir responsabilidades. La responsabilidad individual se ha convertido en un anacronismo irrelevante. Ya no son las personas las que soportan la responsabilidad, son las máquinas, las estructuras y las reglas.

Sin embargo, máquinas, estructuras y reglas son el fruto de la acción de “algunas” personas. Y esas personas bajo cuya acción se encuentran las máquinas, las estrucutras y las reglas, soportan una increíble responsabilidad. De la que huyen incansablemente.

Intentemos una visualización: un médico trata un número limitado de pacientes. Si comete errores, éstos son evidentemente su responsabilidad. En un momento dado, una comisión de médicos, reunida para evitar o limitar los errores individuales de los médicos, decide desde lo mejor de sí mismos, con plena consciencia y aplicación de la ciencia, un método general y estandarizado para el tratamiento de una determinada enfermedad. Miles de médicos han de seguir el sistema estandar de tratamiento así decidido. Un error en el método sería, pues, miles de veces más serio que el de un médico individual. Y en ese caso, NADIE es responsable. El médico no lo es pues ha efectuado el tratamiento según la norma estandarizada. El gremio que emitió la norma tampoco: los gremios no son personas y carecen por ello de responsabilidad. Los miembros de la comisión han muerto ya, tal vez. Si todavía viven, siempre pueden decir “Yo entonces ya estaba en contra, pero se impuso la voluntad de la mayoría”. Otro de los miembros dirá: “en aquella época nuestra propuesta era perfecta. Pero la ciencia ha seguido avanzando y hoy sabemos cosas que entonces no sabíamos. De todos modos no me ha sido posible, a la luz de los nuevos conocimientos, cambiar la regla”.

Una vez perfecionado el proceso de transmisión de la responsabilidad a una instancia anónima, el siguiente paso es criminalizar la asunción de responsabilidad por el individuo: un médico (por seguir con el ejemplo) puede ser criminalizado por abandonar las pautas de tratamiento recomendadas, incluso en el caso de que su actuación sirva para mejorar el estado de su paciente.

La idea según la cual todo individuo tiene “derecho” a transmitir a instancias colectivas sus riesgos particulares (véase el discurso de Zapatero en el recién clausurado Congrso del PSOE, o las medidas de “viaje al centro” del PP), los derivados de sus actos responsables, ha contribuído a la aparición de un “ente social” cuyos mecanismos de control son infinitamente más poderosos y extendidos que los de las viejas tiranías. Las viejas dictaduras generaban mecanismos de control para protejer a la clase dominante: policía secreta, ejército, censura. Los nuevos sistemas de control protegen fundamentalmente a cada individuo de sus propios actos, o de las consecuencias de los mismos (p. ej. desidia=paro=pobreza) La razón por la que las personas no pueden y no quieren agredir y cambiar este sistema es precisamente esa: de hacerlo, ellos serían los primeros perjudicados.

Valore este artículo

Luis I. Gómez

Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. Ser uno mismo capaz de identificar y reconocer los propios errores. Darse cuenta que mantenerse en estado contínuo de aprendizaje es un paso esencial para garantizar la propia libertad. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.

10 Comentarios

  • “Tranqui colega, la sociedad es la culpable…” cantaban los de Siniestro Total.

    Y, efectivamente, en toda organización empresarial moderna que se precie, llena de certificados ISOs variopintos, la proliferación de Procedimientos e Instrucciones es directamente proporcional a la dilución de responsabilidades. Es la “Teoría de la Responabilidad Difusa”, que decimos algunos.

  • Y al no querer responsabilidad, nos convertimos en eternos adolescentes, necesitados de un Estado Niñera que cuide de nosotros, con lo cual los políticos se frotan las manos.

    Btw Ijon:

    Y, efectivamente, en toda organización empresarial moderna que se precie, llena de certificados ISOs variopintos, la proliferación de Procedimientos e Instrucciones es directamente proporcional a la dilución de responsabilidades

    Yo prefiero llamarlo el ventilador de mierda o el paraguas, donde se tiende a distribuir la mierda – de manera muy equitativa, eso sí – cuando alguien de arriba ha metido la pata hasta el corvejón, en especial cuando se supone que esa gente de arriba gana los sueldos que gana para que asuman éxitos y fracasos. Luego no me extraña que ciertas empresas funcionen como funcionan.

  • Es una denominación gráfica y descriptiva. Ahora bien, parece un tanto incorrecta para los estándares de la neolengua en vigor. :-D

  • Ijon, criminalízame, pero ya, al unortodoxo este de Drizzt :D

    Ya veo que esta vez he logrado explicarme … ufff

  • Deberías haber titulado el post “Sobre la responsabilidad limitada”. Que es como los políticos encontraron la forma de aplicar el derecho mercantil (que en principio estaba pensado para las mercancías que se trasladaban por mar) a la sociedad civil, y atarnos por contrato al estado desde el mismo día en que recibes tu partida de nacimiento.

  • El caso de España es peculiar, porque más allá de la tendencia natural de todo aparato burocrático al crecimiento, se da una conjugación de factores que han arraigado los procedimientos socialistas en la sociedad. Además de la herencia social del franquismo que neutraliza al pueblo ante recortes de libertades, el haber sido receptores netos de fondos europeos ha dado lugar a una sociedad dependiente, lejana de ansias de independencia.
    Al contar las administraciones públicas con recursos muy superiores a los producidos por el rendimiento y recaudación de la economía nacional, los burócratas y políticos se han convertido en dueños y señores de los designios de sus comunidades. Y con ese cuadro, los empresarios han dependido de las relaciones con los políticos. Y los ciudadanos se han acostumbrado tanto a ese estado de las cosas, como a un nivel de prestaciones superiores a las que su nivel de productividad podía sostener.
    En comunidades como la madrileña donde la recepción de tales fondos no eran motor principal de la economía vemos como la estructura económica es más sólida y rica que en donde sí lo ha sido. Pero en donde ese dinero ha maleducado a todos, nos deja una clase política que no sabe actuar sin grandes presupuestos y un pueblo que espera que el estado les resuelva la vida. Así que en lugar de “europeizarnos” nos hemos “sudamericanizado”: políticos con mentalidad de déspotas “ilustrados”, ciudadanos esperando que les resuelvan la vida y una clase empresarial acostumbrada a depender de los presupuestos públicos y llevarse bien con quien los maneja.
    Así las cosas, ¿de dónde va a salir la cultura de la responsabilidad?. Ahora que entra menos dinero de Europa los políticos se quejan de falta de recursos, los empresarios de falta de contratos, los ciudadanos de crisis. Los políticos le echan la culpa a la globalización, los empresarios a que los políticos no les dan trabajo, el pueblo a que el gobierno no les resuelve la vida. Ninguno se hace responsable de la situación en su parcela para salir del agujero, esperando que sea otro el que le de lo que hasta ahora le daba…

    En la mayoría de los pueblos españoles en estos años han visto como han mejorado sus carreteras, su iluminación pública, como se han construido piscinas, polideportivos, centros de salud, tanatorios y cooperativas de producción con dinero público. Eso sin contar con el incremento en el número de funcionarios y contratados por los ayuntamientos. ¿Quién es el guapo que le dice a esta gente que ese modelo es insostenible y que traerá pobreza a la larga cuando han crecido enriqueciéndose y mejorando su calidad de vida en él? ¡Si hasta están encantados a renunciar a grados de libertad a cambio de supuesta seguridad para mantener lo que han acumulado!

    Con una estructura política que potencia este esquema, desde Estrasburgo hasta el último ayuntamiento. Con una sociedad que no conoce la libertad y la democracia real ni los beneficios del liberalismo. Y con unos partidos políticos que sólo luchan por el sitio dentro del sistema, no por cambiarlo… No veo una salida factible de este círculo vicioso a ningún plazo razonable. Incluso por muy mal que se desarrolle la crisis espero una reacción más a la argentina que a la neozelandesa por parte de los españoles (sin contar con las tensiones nacionalistas que intentarán aprovecharse).

    Si alguno sabe de un trabajito interesante en un país un poco más serio, que me avise que me apunto sin mirar…

  • Uno es responsable cuando dice: “este plato lo he roto yo, no el terremoto”. He sido yo, fórmula de atestación. Dar respuesta al otro es ser responable. ¿Quién es el otro?

    Aquel que me aúpa me auxilia y me ayuda a ser responsable, yo lo reconozco como autoridad para mí.

    Donde termina su autoridad por mi reconocida comienza su autoritarismo, que es autoridaz o deformacion de la autoridad.

  • agosto 4, 2008 a las 20:20

    carlos ramon martinez fernandez

    curioso,colegas.no se donde he leido eso de que el ser humano comienza a caminar como tal cuando asume responsabilidades y toma decisiones.

    por lo visto estos chic@s de la “zeta-teta” que nos gobiernan estan apunto de inventar el algoritmo de la responsabilidad. la formula es sencilla : “rumia y calla , borrego.” en dígitos “rubalcabios”: uno más uno, igual a dos atila. y es que para la “proleprogre” significante y significado son “concetos” burgueses a despreciar.

    Paciencia desde el exilio (que por cierto, leen con avidez los comisarios politicos del régimen “zozializta”.)

    me consta.

  • me a gustado mucho este post , el cual lo cito en este momento desde mi blog, a mi me parece muy apropiado
    saludos