Home Ciencia Los anillos de los árboles no son relevantes para demostrar el Calentamiento Global Antropogénico

Los anillos de los árboles no son relevantes para demostrar el Calentamiento Global Antropogénico

escrito por Luis I. Gómez 17 junio, 2008

Tree_rings.jpgDecenas de estudios han sido publicados en los últimos años con un único objetivo: demostrar el calentamiento global. Uno de los parámetros utilizados por los paleoclimatólogos es el de la medición de los isótopos de oxígeno en los anillos de los árboles, partiendo de la hipótesis de que la temperatura en el interior del árbol es similar a la temperatura ambiente.
Así, por ejemplo, encontramos estudios sobre árboles mongoles que “confirman las teorías del calentamiento global“, o científicos que basan en sus estudios sobre los anillos de los árboles su convencimioento de que el calentamiento global sólo puede ser de origen antropogénico. También hay quien ha usado las mismas técnicas para demostrar todo lo contrario. O para demostrar la actividad solar y su influencia en el clima.

Y si les cuento que la temperatura de un pino caribeño y un abeto canadiense es prácticamente la misma, constante y de 21 °C aproximadamente? Bueno, no se lo cuento yo, se lo cuenta Brent Helliker tras publicar en Nature su último trabajo:

For decades, scientists studying the impact of global warming have measured the oxygen isotope ratio in tree-rings to determine the air temperature and relative humidity of historical climates.

“The assumption in all of these studies was that tree leaf temperatures were equal to ambient temperatures”, lead researcher Brent Helliker told AFP. “It turns out that they are not”.

“It is not surprising to think that a polar bear in northern Canada and a black bear in Florida have the same internal body temperature”, because both animals have internal thermostats to prevent overheating or freezing to death, he said.

“But to think that a Canadian black spruce and a Caribbean Pine have the same average leaf temperature is quite astonishing”, he added.

Pero, por sorprendente que parezca, la tienen.