Home Política La amenaza islamista contra la libertad de expresión crece aún más

La amenaza islamista contra la libertad de expresión crece aún más

escrito por Nora 21 mayo, 2008

Impresionante este texto de Nuevo digital: Caza de brujas en Europa: Fiscales y policías recrudecen la persecución contra periodistas y dibujantes de prensa críticos con el islam. Leedlo entero. Os dejo lo que me ha parecido más importante:

En el Reino Unido, la policía de la región inglesa de las West Midlands dio el año pasado un extremadamente inquietante paso: denunció a Channel 4, no por un presunto delito concreto, sino por lo que consideraba como una mala práctica periodística en uno de sus reportajes, “Undercover Mosque”, en el que la cadena de televisión mostraba las imágenes conseguidas tras grabar con cámara oculta las brutales descargas de odio de los imanes a puerta cerrada en las mezquitas. Metidos a reguladores de la ética y la deontología periodística, los policías han tenido que envainarse ahora sus acusaciones, convertidos ya en poco más que en las tristes marionetas de los grupos musulmanes, cómodos mientras los agentes les hacen el trabajo sucio de ‘cazaperiodistas”.

[Mientras en Holanda…] Abdul-Jabbar van de Ven es un holandés converso al islam que en 2005 denunció ante la policía al viñetista satírico, Gregorius Nekschot, por “islamofobia” e incitación al “odio racial”. El jueves pasado, un despliegue policial digno de operación antiterrorista de desarticulación de atentado inminente entró a saco en el domicilio de Nekschot en plena noche, con el dibujante durmiendo en su cama, y se le llevó a prisión junto con todo el material informático con el que pudo arramplar. Finalmente, tras la denuncia del converso, la fiscalía general del país había terminando sucumbiendo a la presión de un denominado Centro de Denuncias por Discriminación que, desde Internet y con financiación en parte pública, aseguraba haber recibido más de un centenar de quejas de grupos de musulmanes por la labor del viñetista. De forma que las autoridades ejecutaron la denuncia del converso, amparando las constantes protestas y acusaciones de las organizaciones islámicas y de cuanto individuo quiso apuntar con el dedo al dibujante desde la comodidad de su domicilio.

Ahora bien, no es el único caricaturista bajo amenaza. En Canadá, el caricaturista Bruce MacKinnon está en proceso como consecuencia de esta caricatura:

Bruce_MacKinnon.jpg

Traduzco del post de Dust My Broom, referenciado más arriba:
Esta viñeta del periódico Chronicle Herald es obra de Bruce MacKinnon y se supone que se refiere a la mujer de uno de los 18 de Toronto – Cheryfa MacAulay Jamal. Si recordais, fue mencionada en el Globe and Mail en un artículo en 2006 titulado “Ruido de Odio bajo el Velo“. Acostumbra a alabar a “la familia Khadr” (la organización terrorista Al-Qaeda en Canadá) e incluso ha pedido fondos financieros para ayudar a la viuda de Ahmed Said Khadr, Maha. Cheryfa MacAulay Jamal y sus amigos odian a Canadá, odian a los judíos, odian a otros musulmanes y en general nos odian a todos los demás – pero aparentemente esta viñeta constituye un posible crimen de odio…
En los comentarios del post de Dust My Broon, se señala claramente que dijo: “Quiero millones, en serio. Sé que suena a avaricia, pero me da igual. Quiero millones por lo que los niños han sufrido y por lo que hemos envejecido durante el proceso“.

Posteado también en Spanish Pundit, donde he incluido el documental Undercover Mosque para el que quiera verlo. A los que no lo hayan visto, se lo recomiendo vivamente.