Home Economía ¿Y cuánto cuesta?

¿Y cuánto cuesta?

escrito por Ijon Tichy 7 mayo, 2008

En una de las tiras cómicas del genial Quino, Mafalda le cuenta a su amigo Manolito cuanto le ha gustado algo que vio en un escaparate.

Mientras Mafalda enumera virtudes estéticas, Manolito no para de preguntar: “¿Y cuánto cuesta?” Mafalda finalmente se marcha enfadada diciendo “¡Y que sé yo lo que cuesta, pero es de lindo!”.

En la última viñeta, se ve a un Manolito pensativo interrogándose: “¿Como puede decir que algo es lindo si no sabe cuánto cuesta?

manolito_2.gifAunque la intención del autor evidentemente sea hacer chanza del materialista Manolito, debo decir que me identifico plenamente con tal punto de vista.

Todo esto viene a cuento de un artículo periodístico reciente que me remitió Germánico en el que se cuentan las maravillas de un nuevo tipo de turbogenerador en fase de instalación en aguas británicas, diseñado para generar electricidad a partir de energía mareomotriz.

Aparte de los habituales datos en estos reportajes comparando la potencia del ingenio con el consumo de n hogares mezclando sin criterio potencias y energías (de modo que no resulte entendible ni por el experto ni por el profano) se destaca como posible inconveniente de este sistema su peligro potencial para la fauna marina.

Pero en todo el artículo, no se nombra ni de pasada la cuestión fundamental de toda instalación generadora de energía y que puede resultar mucho más inconveniente que los posibles daños a focas, ballenas, delfines y demás. Nos unimos a Manolito pues para preguntar ¿Y cuánto cuesta?

Técnicamente hay infinidad de formas de aprovechar la energía presente en el entorno sea ésta poco, mucho o nada renovable. Ése no es el problema. El problema (o la virtud) es hacerlo de modo que los costes sean asumibles.

Y cualquier información respecto a energía que obvie el asunto económico podrá ser muy linda, pero resultará inútil.