Home Política Fiskeando la Reforma de Constitución Boliviana

Fiskeando la Reforma de Constitución Boliviana

escrito por Burrhus el elefante neocon 25 abril, 2008

No puedo creerlo. No recuerdo cuantos meses me he tirado buscando este documento: el Proyecto de Reforma Constitucional de Bolivia (la nueva Constitución, vaya). Me ha costado mucho, entre otras razones, porque ni la misma página del gobierno te la proporciona… Pero, al fin, la encontré. Está en pdf. Y ya os digo que, a primera vista, me parece abominable.

Para empezar, su extensión. 105 páginas. Vamos, una reedición de la Biblia en pasta. Y ahora, sólo algunos de los contenidos comentados por un servidor.

Del Preámbulo:

Dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia democrática, productiva, portadora e inspiradora de la paz, comprometida con el desarrollo integral y con la libre determinación de los pueblos.

Muérete de la risa. Vamos, que parece que lo ha firmado alguien del MSV… o admirador de la vieja Unión Soviética.

Artículo 1. Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrador del país.

Si en este proyecto de Constitución se plantean las autonomías… ¿qué problema tiene Morales con ellas?

Artículo 5:
I. Son idiomas oficiales del Estado el castellano y todos los idiomas de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, que son el aymara, araona, baure, bésiro, canichana, cavineño, cayubaba, chácobo, chimán, ese ejja, guaraní, guarasu’we, guarayu, itonama, leco, machajuyaikallawaya, machineri, maropa, mojeño-trinitario, mojeño-ignaciano, moré, mosetén, movima, pacawara, puquina, quechua, sirionó, tacana, tapiete, toromona, uru-chipaya, weenhayek, yaminawa, yuki, yuracaré y zamuco.

Si alguien va a tener que aprender todos estos idiomas…

Artículo 8
II. El Estado se sustenta en los valores de unidad, igualdad, inclusión, dignidad, libertad, solidaridad, reciprocidad, respeto, complementariedad, armonía, transparencia, equilibrio, igualdad de oportunidades, equidad social y de género en la participación, bienestar común, responsabilidad, justicia social, distribución y redistribución de los productos y bienes sociales, para vivir bien.

Planificación… de todo lo que no se tiene. Resulta mucho más preocupante el concepto de distribución y redistribución de los productos y bienes sociales “para vivir bien”… Vamos, que van a hacer un atraco a mano armada a base de redistribución. Ya sea mediante impuestos, bien a base de control de precios, empresas públicas y reparto de bienes.

Artículo 9
Son fines y funciones esenciales del Estado, además de los que establece la Constitución y la ley:

Aquí viene lo gordo…

Promover y garantizar el aprovechamiento responsable y planificado de los recursos naturales, e impulsar su industrialización, a través del desarrollo y del fortalecimiento de la base productiva en sus diferentes dimensiones y niveles, así como la conservación del medio ambiente, para el bienestar de las generaciones actuales y futuras.

Toma ya. Planificación, control de precios, gasto público, sectores estratégicos, riesgo evidente de que bajen los precios, lucha contra el cambio climático… Una garantía de desastre.

Artículo 15
IV. Ninguna persona podrá ser sometida a desaparición forzada por causa o circunstancia alguna.

Errrr… ¿esto no era secuestro en cualquier código penal?

Artículo 18
III. El sistema único de salud será universal, gratuito, equitativo, intracultural, intercultural, participativo, con calidad, calidez y control social. El sistema se basa en los principios de solidaridad, eficiencia y corresponsabilidad y se desarrolla mediante políticas públicas en todos los niveles de gobierno.

Sanidad pública. Vamos, eso que no funciona en ningún sitio.

Artículo 20
II. Es responsabilidad del Estado, en todos sus niveles de gobierno, la provisión de los servicios básicos a través de entidades públicas, mixtas, cooperativas o comunitarias. En los casos de electricidad, gas domiciliario y telecomunicaciones se podrá prestar el servicio mediante contratos con la empresa privada. La provisión de servicios debe responder a los criterios de universalidad, responsabilidad, accesibilidad, continuidad, calidad, eficiencia, eficacia, tarifas equitativas y cobertura necesaria; con participación y control social.

El Estado, con todas sus buenas intenciones, controlará los precios de todo esto. El Estado no creará desabastecimiento ni problemas derivados de su manipulación, aunque sea mentira.

III. El agua y alcantarillado constituyen derechos humanos y no son objeto de concesión ni privatización.

Queda terminantemente prohibido comprar una botella de agua en el supermercado. Si hay desabastecimiento de agua, no lo habrá. Su precio siempre será asequible, aunque no haya.

Y mañana más.