Home Ciencia Cambio climático. Parece que es el sol (Act. URGENTE!)

Cambio climático. Parece que es el sol (Act. URGENTE!)

escrito por Luis I. Gómez 21 abril, 2008

CO2_2008.png

Actualizacion URGENTE!: resulta que, tal y como preveían los modelos de algunos científicos, tras la bajada de temperaturas observada en los últimos años debería de suceder un descenso en los niveles de CO2 atmosféricos (y este debería ser suficiente para compensar todo el CO2 que nosotros, humanos todopoderosos, emitésemos en ese período) debido a la variación de la solubilidad del mismo en el agua marina. Pues bien, está ocurriendo! Fuente: EIKE Jena

Y por si esto fuera poco, las zonas abisales de la antártida se están enfriando!

Ahora ya pueden leer el artículo que había escrito:


latest_sun_1.jpgEl hombre, todopoderoso y en el centro del universo, el que pretende salvar al mundo mediante ahorro en las emisiones de CO2, está muy cerca de que la naturaleza le coloque en su sitio: la insignificancia. Y es que el Sol entiende poco de economías, (Timothy Pattrerson) campañas publicitarias y mensajes apocalípticos (no en vano es el verdadero agente de lo que será el apocalipsis del planeta, cuando el Sol se decida a tragarnos como quien se traga un mosquito desde el sillín de la bicicleta). Y es magnífico que sea así pues, y a pesar de que los climatólogos de moda opinen lo contrario, parece que el astro sí juega un papel relevante, muy relevante, en los cambios climáticos de nuestro planeta. Empieza a llamar la atención el hecho de que la correlación entre la actividad solar – menos intensidad de radiación, más intensidad, menos manchas solares, más manchas solares- y el clima terreste se está mostrando tozudamente coherente. No les voy a ocultar que ello está en absoluta discordancia con las teorías antropocéntricas del clima “humanizado” a que nos tienen acostumbrados los climatólogos del IPCC y sus voceros mediáticos. Y eso que el Sol ya fué responsable en épocas pasadas de espectaculares cambios climáticos. Y si el Sol ejerce una influencia tal, cualquier esfuerzo “humano” por reducir en unas centésimas la concentración de CO2 atmosférico se me antoja irrelevante. Tal vez sea por ello que, quienes realmente se ocupan del clima desde la ciencia y no desde el entusiasmo salvador-de-planetas o la efectividad mediática, siempre se han ocupado de guardar un sitio relevante al astro que ocupa el centro de nuestro sistema planetario.

Y nos encontramos en una nueva situación, pues cada semana que pasa son más los científicos que creen que se acerca una nueva época fría, si nos atenemos a los ciclos solares (la actividad de sus manchas) y cómo estos se han reflejado en el clima en los últimos milenios. El frío es, naturalmente, mucho más catastrófico que el calor, lo miren por donde lo miren. El frío siempre trajo malas cosechas y hambre. Siempre ha venido acompañado de enfermedades y epidemias. Es el frío, y no los calores que pululan por los medios entregados a la catástrofe calórica, el que históricamente ha marcado tiempos de hambre, enfermedad, guerra y muerte. Justo lo contrario a lo que nos pretenden inculcar con fotos de osos polares: las épocas cálidas son buenas para la humanidad; el frío no.

Pero, qué hacemos contra el Sol? El Sol no es infuenciable mediante impuestos e inversiones en … paragüas gigantescos?, sistemas de captación de energía de otras estrellas? De poco iban a servir mil normativas europeas o cien protocolos de Kioto. Tal vez caigamos en las garras -definitivamente- de los ecolólatras y destecnifiquemos la faz de la tierra, emulando a los viejos Mayas y Egipcios en sus adoraciones al Sol -incluyendo los sacrificios humanos, claro está, somos demasiados-. Cualquier cosa será mejor que este mundo dominado por la malvada técnica en el que las radiaciones de los teléfonos móviles nos achicharran el cerebro.

PD: Como templo solar virtual les propongo acudir a este enlace, desde donde pueden seguir casi en directo la actividad solar. De momento, de manchas solares nada de nada.