Home Ciencia Carta a los "premionobelizados" del IPCC

Carta a los "premionobelizados" del IPCC

escrito por Luis I. Gómez 31 marzo, 2008

El pasado día 16 de Marzo, el climatólogo Roy W. Spencer, de la Universidad de Alabama, publicaba una carta que me envían amablemente en copia, cuyo contenido comparto al 100% y que les traduzco en sus partes más importantes:

Como climatólogo, me gustaría recibir algunas respuestas a diversas cuestiones en torno a cuestiones básicas sobre el Calentamiento Global. Estoy seguro que desde el Ministerio de las Naciones Unidas para la Verdad del Calentamiento Global (también conocido como Intergovernmental Panel on Climate Change, IPCC) no tendrán dificultad en satisfacer mi demanda.

1) Por qué los más de 20 modelos climáticos usados en el IPCC muestran más sensitividad frente al Feedback total de las nubes (reflejo de calor por efecto de la nubosidad o alteración de la nubosidad por cambios en la temperatura) que cualquiera de los cálculos publicados en base a datos reales sobre “Feedback por nubosidad”? (Gregory, J. Climate, 2006) …

2) …y en referencia a esos datos y observaciones de “Feedback por nubosidad”: cómo pretenden saber ustedes que esos cambios en la distribución de la nubosidad observados durante los procesos de alteración de las temperaturas, son realmente “Feedbacks”? …

3) … todos estamos de acuerdo en que desde los años setenta la temperatura global del planeta ha subido. Pero, de dónde obtienen ustedes la seguridad de que ello no es consecuencia de una leve, natural alteración de la capa de nubes? Y cómo se explican que la oscilación por décadas de la circulación termohalina en el Pacífico (Pacific Decadal Oscillation PDO) precisamente cambiase de “modo” en 1977, más o menos cuando comenzó el calentamiento? …

Lo cierto es que NO SABEMOS, simple y llanamente, qué parte del calentamiento observado se debe a fenómenos naturales. Y no lo sabemos porque, sencillamente, no disponemos de suficientes mediciones ni observaciones sobre la capa de nubes global desde hoy a los setenta (mucho menos en décadas anteriores) que nos podrían permitir valorar a largo plazo las variaciones en la capa de nubes con la exactitud necesaria de +/- 1% o mejor.

La misma inseguridad a la hora de valorar causas y efectos concurre en cualquiera de las otras variables climáticas, por ejemplo vapor de agua, nuestro gas de efecto invernadero más importante. …

La muy alta vadidez (90% o “very likely”), con que el IPCC declara su tesis del origen antropogénico del calentamiento terrestre, no es sostenible con los conocimientos científicos de que hoy disponemos. Esta seguridad no es más que la manifestación de la creencia según la cual, los científicos entienden el fenómeno de la “variabilidad climática”, lo que no es cierto en absoluto. …

La carta completa, en original, aquí.

Lean y no permitan que les sigan engañando.