Home Política No es necesario un contrato de inmigración. Basta con aplicar la ley

No es necesario un contrato de inmigración. Basta con aplicar la ley

escrito por Luis I. Gómez 8 febrero, 2008

De la Carta de Derechos Humanos y de la Constitución del Reino de España:

  • Todos tenemos derecho a la vida y a la integridad de nuestro cuerpo. La ley española protege ese derecho. BASTA CON APLICARLA.
  • Todos somos iguales ante la ley, sin distinción de sexo, raza, religión, … La ley española dispone de múltiples mecanismos para proteger ese derecho. BASTA CON APLICARLA.
  • Todos tenemos derecho a la educación. Las niñas musulmanas también. La ley protege ese derecho. BASTA CON APLICARLA.

El idioma? El mercado se encarga de ello. Lo describe perfectamente Happy Butcher en su post. Y ahora, queridos lectores, díganme qué derechos fundamentales están tan desprotegidos por la ley hasta el punto de que un inmigrante pueda atentar contra ellos. No creo que encuentren alguno. Lo que sí encontrarán será delincuencia e ilegalidad consentidas en nombre de una falaz multiculturalidad. La ablación no es multiculti, la esclavización sexual no es multiculti, privar a las mujeres de educación no es multiculti, despreciar al homosexual no es multiculti, imponer censura no es multiculti. Todo eso, y mucho más que ustedes tiene en mente, es, simplemente, ILEGAL.

Me temo que no es en absoluto liberal adoptar un contrato especial para nadie, rompiendo así el principio de igualdad de oportunidades para todos y el de igualdad ante la ley. Sí me parece perfectamente liberal defender la aplicación de las leyes sin excepciones. Claro que eso nos lleva al problema de cómo se imparte justicia … y la cosa (al menos en España) se politiza (lamentablemente) pues no hay separación de poderes. Pero ese es otro tema …

Resulta llamativo por otro lado que, precisamente quienes más laxos se muestran a la hora de aplicar las leyes, quienes son incapaces de defender los derechos básicos de todos por evidente miseria moral (no arriesgarían ni un solo pelo por defender mis derechos frente a un liberticida armado, son los del “NO a la guerra!”, “Pobres insurgentes!” y demás consignas autoexculpantes), sean los que con más furia y artillería de adjetivos levanten la voz frente a la infortunada propuesta de Rajoy. Pero la cobardía y la hipocresía también son temas aparte …