Home Ciencia Groenlandia y los Alpes fueron vergeles hace 1000 años

Groenlandia y los Alpes fueron vergeles hace 1000 años

escrito por Luis I. Gómez 4 enero, 2008

Dos estudios independientes demuestran la existencia del óptimo climático en la edad media

Durante el pasado simposium otoñal de la Unión Americana de Geofísica (AGU) Thomas V. Lowell disertó sobre un descubrimiento interesante. Las masas de hielo en Groenlandia han dejado durante su retroceso cantidades apreciables de materia orgánica (ver las fotos). El análisis de C14 (carbono 14) de estos materiales orgánicos permite concluir que se corresponden con plantas y árboles que crecieron y se desarrollaron entre los años 800 y 1000 de nuestra era.

2007_12_20_lowell.jpg
El material orgánico utilizado para su estudio procede de la región de Scoresby Sunds, en la costa oriental de Groenlandia. Los glaciares de Groenlandia no son los únicos que, en su retirada, dejan a la vista (y para su estudio) material orgánico. Christian Schlüchter y Ueli Jörin, del Intituto de Geología de la Universidad de Berna, ya habían informado sobre hallazgos de madera en 2004 aparecidos bajo glaciares alpinos en retroceso. La datación de estos materiales encontrados en los alpes suizos permitió afirmar que se trataba de restos de la vegetación que, entre los años 500 y 1100 de nuestra era, había crecido en la zona. Con estos dos trabajos en la mano, podemos concluir algunas cosas:

  1. Tanto en Groenlandia como en los Alpes, el clima durante la época de crecimiento de las plantas de las que proceden los materiales ahora encontrados tenía que ser tan cálido como el de ahora. Probablemente más cálido, pues allí donde se han producido los hallazgos, hoy no crece absolutamente nada.
  2. Esa fase cálida – tambien conocida como “óptimo climático medieval” – ha sido situada, por dos equipos de investigadores y de forma independiente, en dos zonas del planeta muy distantes entre sí, mediante el método del C-14, entre los años 500 y 1100 de nuestra era.
  3. Estos trabajos contribuyen a consolidar la hipótesis por la que el “óptimo climático medieval” se trató de un fenómeno global y no de un fenómeno local, como pretenden los seguidores del “sagrado palo de Hockey”.
  4. La subida de temperatura durante el siglo XX (en el XXI las temperaturas no han seguido subiendo) de unos 0,7°C no puede ser calificada de única en la historia del clima reciente. Por esa razón, afirmar que 1998 fué el año más cálido de los últimos 1.000, incluso 2.000 años ,es falso.
  5. La reconstrucción de Loehle describe la historia climática de estos últimos 2000 años mejor que el “palo de Hockey” de Mann.

A pesar de todo esto, los algorianos sabrán encontrar una forma de manipular estos datos.

Fuentes: