Home Política León: reino y región

León: reino y región

escrito por Luis I. Gómez 8 octubre, 2007

Así titula Laureano Rubio su tribuna de hoy en el "Diario de León". Historiador serio donde los haya, Rubio se aleja del revisionismo histórico tan propio del nacionalismo excluyente al uso en otras regiones españolas y tan manido desde las cátedras de pseudohistoria para razonar, pausadamente y sin estridencias, la necesidad de recuperar la identidad leonesa en tanto que constructora de la española.

Si nos atenemos a esta definición creo que deberían sonrojarse no pocos comunicadores y políticos, pues existen muchas e importantes razones para hablar de la región leonesa por mucho que deje de interesarle a zamoranos o salmantinos. ¿Acaso los vascos dejan de ser españoles por mucho que digan que no se reconocen como tales?. ¿Por qué no se aplica el mismo criterio en nuestro caso?. Sea como fuere lo cierto es que la permanencia desde la Edad Media y hasta el siglo XIX del Reino de León y de sus instituciones (Real Adelantamiento de León), así como el reconocimiento que los propios pueblos o concejos de las tres provincias hacen ante los notarios de su adscripción al Reino de León justifica plenamente el valor y los derechos históricos de un territorio bien definido geográfica y socialmente.

Un territorio con un mismo sistema de poblamiento, con recursos similares, con vías de unión que generaron una unidad cultural y social y sobre todo con una estructura político administrativa local y territorial que no sólo es única en España, sino que refleja el arraigo de un pasado histórico común. El papel de los concejos, de las juntas vecinales y la conservación de la mayor parte del territorio bajo régimen y autogestión de las propias comunidades campesinas son algunos de los ejemplos que nos conducen a un mismo Derecho Consuetudinario y a una misma identidad cultural y social. La obligación de los historiadores, que vivimos del erario público, para con la sociedad que nos paga es la de velar porque se mantenga viva la memoria histórica; porque no se prostituya nuestra historia, por difundir los derechos históricos reconocidos a otros y por recordar que el Reino de León, y dentro de él los bercianos y montañeses, fue el pilar fundamental en la proyección de España y como tal y en igualdad de condiciones a Castilla, Aragón o Navarra, aportó su pendón y su León a la enseña nacional. ¿Acaso pedir que se conte mple este reconocimiento en el articulado de un estatuto, que dice representar a todos los ciudadanos, es mucho pedir, o más bien es algo que en modo alguno debía plantearse en el seno de una comunidad seria y responsable?

Entero aquí.