Sargento Abril: al parecer fue una explosión.

Al menos eso dice la OTAN. No se trataría pues de un accidente. Aunque dada la catadura moral de nuestros gobernantes, una bomba debajo de tu coche es un accidente leve. La muerte es circunstancial, dicen ellos.

Valore este artículo

Luis I. Gómez

Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. Ser uno mismo capaz de identificar y reconocer los propios errores. Darse cuenta que mantenerse en estado contínuo de aprendizaje es un paso esencial para garantizar la propia libertad. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.

4 Comentarios

  • nuestro compatriota era sargento

  • Gracias rappaport.

  • ME DA VERGUENZA ESTE TIPO DE PAGINAS, LA GENTE COMO EL SARGENTO Y LOS DEMAS INTEGRANTES DE LA MISION NOS JUGAMOS EL CUELLO PARA QUE VOSOTROS LUEGO HAGAIS ESTA MIERDA DE PERIODISMO? RETIRATE GRACIAS

  • Rodrigo, no entiendo qué hay de malo en intentar honrar la memoria de tu compañero. Lo único que pretendo es que se sepa la verdad. Para mí todo militar caído en acto de servicio lo hace con honor. Para el Ministro no siempre. No hay “accidentes” cuando se está de servicio.
    Curioso tu comentario si realmente eres un “militar”, que no lo creo.