Home Miscelánea Turquía no quiere volver a la Edad Media

Turquía no quiere volver a la Edad Media

escrito por Luis I. Gómez 30 abril, 2007

Ha sido una semana clave en Turquía. El asesinato de tres cristianos en Malatya el pasado día 18 supuso para muchos turcos una bofetada en el rostro de su cotidianeidad, al tiempo que un recordatorio sangriento de lo que realmente supone el islamismo llevado a sus últimas consecuencias: eliminación de todo aquél que no piensa igual.

Tal vez por ello la asistencia a las movilizaciones de este pasado Domingo haya sido tan masiva. Muchísimos turcos están claramente en desacuerdo con la política de lenta islamización desarrollada por su gobierno. Erdogan, ese gran amigo de Zapatero, se equivoca de medio a medio y sus administrados se lo han dejado m,uy claro ayer en el as calles de Estambul. Se trata de la segunda gran manifestación en apenas dos semanas y las cifras de participantes no hacen sino crecer.

Las consignas han sido claras:

“They want to drag Turkey to the dark ages,” said 63-year-old Ahmet Yurdakul, a retired government employee who attended the protest.

“We don’t want a covered woman in Ataturk’s presidential palace,” said Ayse Bari, a 67-year-old housewife. “We want civilized, modern people there.”

“Neither Sharia, nor coup but fully democratic Turkey,” read a banner carried by a demonstrator on Sunday.

Fuente.

No sólo la población civil y cosmopolita de Estambul o Ankara se ha dirigido desde la calle a Erdogan. Los militares le han enviado un claro mensaje en el que manifiestan su desacuerdo con la política gubernamental de connivencia con los sectores radicales islámicos. Riesgo de golpe de estado? Dadas las circunstancias podemos afirmar que muchísimos turcos estarían del lado de los militares.

Y la Unión Europea qué piensa de todo esto? Apenas he podido encontrar nada. Dos referencias en blogs sin enlaces que no permiten aún una visión clara de las reacciones en Bruselas. Mi desconfianza en los políticos de la vieja europa es tal, que no dudo ni por un momento en afirmar que prefieren un Erdogan-marioneta en la poltrona de Ankara, aunque sea gobernando un estado cuasi-islamista (es decir: sólo aparentemente democrático y defensor de las libgertades individuales) a una junta militar claramente decidida, por todos los medios, a mantener la secularidad del país. A los militares no se les maneja tan bien. Después de todo esta postura sería el reflejo natural de quienes están acostumbrados a recortar día sí y día también nuestras libertades en nombre de quimeras climáticas, nuestra salud o simplmente el miedo al miedo.