Antes de que empiece la guerra de números

Me da igual. No importa si son un millón, medio, más o menos. Son muchos. Muchísimos. Demasiados para ser todos fascistas, liberticidas, franquistas, crispadores, marionetas al servicio del PP o de un “Losantos” (cuánto poder en sus manos de ser así!) No percibo ni mareo, ni vómitos ni me apetece apagar la televisión (Por cierto, sólo Tele-Madrid ofrece cumplida información de lo que ocurre a los que vivimos en el extranjero). No veo ira, ni armas, ni puños cerrados por el odio.

Sólo veo indignación, ansia de justicia, deseo de ser oídos, escuchados. Hombres y mujeres que se sienten ignorados por quienes les gobiernan. Veo gentes que no olvidan quienes son los verdaderos enemigos de la democracia en nuestro país y amonestan a quienes ceden (legítimamente o no) ante el terror. Veo banderas españolas (todas las que veo, rojigualdas, moradas, señeras, … todas son españolas, todavía) y a nadie amenazando con ellas. Ondean inermes, con la seriedad monitoria que confiere su esencia: son las de todos.

Nos han mentido. Me han mentido. Eran mentira las advertencias que nos llegaban desde el gobierno. Los Zapatero, Blanco, de la Vega, … mentían. No hay dobermanns ni cánticos cara al sol. Los voceros de aquellos, también cargaron sus plumas y sus labios de mentiras.

Los números que nos den, al final, también serán mentira. Unos más, otros menos. Pero lo que ya nadie podrá negar es que muchísimos ciudadanos, un 10 de Marzo de 2007, han decidido poner fin a su silencio, salir a la calle y mostrar su opinión. Más tarde podremos hablar de amnesias, de votos, de leyes electorales, de abstencionismo y democracia. Hoy los protagonistas son otros. Son los que han salido a la calle.

Valore este artículo

Luis I. Gómez

Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. Ser uno mismo capaz de identificar y reconocer los propios errores. Darse cuenta que mantenerse en estado contínuo de aprendizaje es un paso esencial para garantizar la propia libertad. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.

Latest posts by Luis I. Gómez (see all)

13 Comentarios

  • Que no te enteras, la manifestación estaba llena de abuelos portando banderas con el aguilucho. Si leyeses con más fruición EL PAIS, estarías mejor informado.

    Eso sí, en montaje fotográfico, se ve tres veces. Y el subtítulo: Banderas inconstitucionales en la manifestación del PP.

    Yo creo que piensan que sus lectores son imbéciles y que no leen ningún otro medio en la red, digo.

    Nota: a falta del aguilucho, empezaron con un toro.

  • Maty, esto que nos cuentas es tremendo! Estamos hablando de manipulación, de desinformación, de… régimen dictatorial?

  • marzo 10, 2007 a las 21:31

    Viendo telemadrid

    ¡¡¡Porronazo,mazo, mazo, mazo de gente¡¡¡
    ¡¡¡Guauuuu!!!!
    ¿Por qué no INFORMAN otras teles de una cosa tan importante?
    Se les ve mucho el plumero, el mismo plumerillo infame que luce el gobierno

  • Acabo de volver y de extrema derecha/derecha extrema, nada. Gente sensata que no quiere ver cómo su país de va a la porra. Si queréis meteros en ambiente he subido unas fotos : aquí

  • Muy buenas las fotos! Gracias snipfer.

  • De nada.

  • ¿Por qué cuesta tanto saber cuanta gente va a las manifestaciones? ¿Por qué son las cifras tan dispares?

    Disculpadme si la pregunta es tonta, pero es que estoy cansada de que hayan tantas versiones distintas de la misma noticia.

    Saludos.

  • No somos no fascistas, ni fachas y ni mucho menos franquistas, somos los que llevamos
    a la calle el sentir de una indignacion porque a mi gobierno le maneja la agenda un
    terrorista asesino en vez de dos millones de persdonas.

  • Pues mira, Caterina, ni idea. Una buena pregunta esa.

  • Como todo el mundo sabe la batalla de números es puramente política. La mejor técnica que existe hasta hoy es determinar mediante fotos aéreas la superficie ocupada por la “manifestación” en metros cuadrados, para lo cual se toma un plano de los que actualmente se diseñan por GPS. Una vez delimitada la zona se suele far un valor de 3,5 a 4 personas por metro cuadrado.

    La discusión son lo límites de la manifestación y las zonas “muertas” de la misma, por ejemplo ¿las personas que están en las aceras, son o no participantes de la manifestación? ¿Se cuenta todo el ancho de la acera o únicamente una parte? ¿Se cuentan las personas que invaden monumentos y zonas a las que normalmente no se accede?

    Todo eso puede llevar a “desviaciones”, pero desde luego no a las diferencias que siempre nos dan los convocantes y las “autoridades”, y ninguno quiere aclarar si ha utilizado el 3,5 o el 4 personas por metro cuadrado (u otro valor) y el valor que ha tomado para esos parámetros que he indicado más arriba.

  • Gracias, Gundisalvo. Sabemos que nos exageran y otros minimizan. Me voy a quedar en el medio, a ver si acierto.

  • es todavía más sencillo, hoy día con el sigpac es tan fácil como más o menos saber qué plazas y calles han estado petadas en el momento de más gente. El cálculo de los m2 es instantáneo, luego multiplicas por 2-3-4 personas a lo sumo y a correr… Luego siempre hay algún error y se puede multiplicar por algún índice corrector y tal, pero vamos, no me parece muy complicado.

    Desde luego de quien no hay que fiarse es de aquellos que no dicen qué método han utilizado. Todo eso de millones de personas es una milonga innecesaria y que resta credibilidad al que se cansa de repetirlo. 200.000, 300.000 o 400.000 personas, que son el número más probable de esta última, es una absoluta barbaridad, es como varias ciudades leonesas o castellanas juntas así de pronto todas juntas. Lo que pasa es que como dijeron que esta mani iba a ser la m´s grande, y en las anteriores de la AVT ya dijeron más de 1 millón de personas pues lógicamente la mentira es como una bola de nieve.

    Desde luego me quedo con lo escrito, la gente ha salido a la calle y punto. Aunque las falsas cifras de escándalo enturbien el hecho…