Home Política Antes de que empiece la guerra de números

Antes de que empiece la guerra de números

escrito por Luis I. Gómez 10 marzo, 2007

Me da igual. No importa si son un millón, medio, más o menos. Son muchos. Muchísimos. Demasiados para ser todos fascistas, liberticidas, franquistas, crispadores, marionetas al servicio del PP o de un “Losantos” (cuánto poder en sus manos de ser así!) No percibo ni mareo, ni vómitos ni me apetece apagar la televisión (Por cierto, sólo Tele-Madrid ofrece cumplida información de lo que ocurre a los que vivimos en el extranjero). No veo ira, ni armas, ni puños cerrados por el odio.

Sólo veo indignación, ansia de justicia, deseo de ser oídos, escuchados. Hombres y mujeres que se sienten ignorados por quienes les gobiernan. Veo gentes que no olvidan quienes son los verdaderos enemigos de la democracia en nuestro país y amonestan a quienes ceden (legítimamente o no) ante el terror. Veo banderas españolas (todas las que veo, rojigualdas, moradas, señeras, … todas son españolas, todavía) y a nadie amenazando con ellas. Ondean inermes, con la seriedad monitoria que confiere su esencia: son las de todos.

Nos han mentido. Me han mentido. Eran mentira las advertencias que nos llegaban desde el gobierno. Los Zapatero, Blanco, de la Vega, … mentían. No hay dobermanns ni cánticos cara al sol. Los voceros de aquellos, también cargaron sus plumas y sus labios de mentiras.

Los números que nos den, al final, también serán mentira. Unos más, otros menos. Pero lo que ya nadie podrá negar es que muchísimos ciudadanos, un 10 de Marzo de 2007, han decidido poner fin a su silencio, salir a la calle y mostrar su opinión. Más tarde podremos hablar de amnesias, de votos, de leyes electorales, de abstencionismo y democracia. Hoy los protagonistas son otros. Son los que han salido a la calle.