Home Política Alemania: luces y sombras

Alemania: luces y sombras

escrito por Luis I. Gómez 23 noviembre, 2005

… La nueva canciller no tiene ante sí una misión fácil. El acuerdo de coalición que se ha firmado es, desde la perspectiva de la CDU y de su ambicioso programa de reformas, un acuerdo de mínimos…

PASEAR por Berlín, esa ciudad que parece reinventar la tradición y el futuro, a la vez que se reinventa a sí misma, es recorrer los lugares más significativos de un siglo, el siglo XX, en el que la historia quiso convertirse en actor principal y casi exclusivo, para terminar interpretando un papel trágico.

Todo parece estar cargado de la memoria de la violencia y el horror, pero también de actos de libertad y de heroísmo, bajo la lluvia y el frío gris, o en el estallido de colores de final de otoño, cuando se contempla este Berlín tan vasto, extendido sobre una superficie cercana a los veinte kilómetros de este a oeste…

…Ciertamente, Alemania sigue siendo un país rico y los avances económicos en el Este son extraordinarios, como lo siguen siendo las bibliotecas, el sincero interés de los alemanes por la cultura y las artes, o su sentido solidario con los países subdesarrollados. La productividad se ha mantenido, y los resultados de las empresas alemanas baten nuevos récords, gracias al boom de las exportaciones, pero es a condición de fuertes deslocalizaciones de la producción industrial hacia países cuyos costes sociales siguen siendo una ínfima parte de los alemanes y a costa de fuertes reestructuraciones de las plantillas domésticas. Se trata también de un país que ha hecho de la unidad europea un objetivo sustitutivo de las ambiciones nacionalistas de épocas pasadas, que busca su sentido de identidad y su lugar en el mundo a través de la integración europea y que observa con desconfianza cómo la Unión atraviesa por una de sus fases más críticas. No deja de ser significativo, por otra parte, que se haya iniciado un debate, en el que participan tanto el juez constitucional Udo di Fabio como el filósofo Jürgen Habermas, sobre los fundamentos de la sociedad alemana -y occidental- , y sobre la necesidad de recuperar los valores que sustentan la libertad y la cohesión social: la protección de la iniciativa individual, la valoración de la familia y la natalidad, la incidencia positiva de la religión y sus compromisos éticos…

Buena lectura hoy en la Tercera de ABC, gracias al acertado análisis de Jose María Beneyto.