Home Miscelánea Descansando

Descansando

escrito por Luis I. Gómez 25 marzo, 2005

No se puede estar siempre pendiente de la política.

Ya no fumo, pero enciendo mi cigarrillo y le digo al caribú: Hemos tocado el tema así de costado, sin entrar en él. Lo hemos evitado, como siempre.
El caribú raspó la nieve con la pata y dijo: “C. lo abordó desde una perspectiva increíblemente real. La de la guerra, la del hombre solo que sigue adelante aún con la muerte bailando a su alrededor, riéndosele en la cara, llorándole, haciéndole muecas… ”
Tarde de primavera en las estepas del Polo Norte. Donde todavía no hay guerras. Donde los ancianos aceptan la muerte, abrazan y besan a su familia y se van hacia la noche, solos en su bote.
No contesté.
“Leí ese libro acerca de los egipcios – prosiguió el ciervo – una novela que trataba en penetrar en el pensamiento de aquellas gentes. Las metas materiales humanas de hoy son para la gran mayoría quizás una casa, quizás una sólida cuenta bancaria, quizás algo de tierras… Cosas que les hacen sentir cierta seguridad ante los caprichos del destino. Para los egipcios, la meta era construirse una tumba adecuada para su alma eterna.”
Le doy una chupada al cigarrillo para reavivar el fuego: – “Sin dudas estamos mejor hoy. Sus preocupaciones eran para la muerte. Nosotros nos preocupamos para la vida.”
El caribú sonrió: – “Debo continuar, dijo, nos vamos al norte como todas las primaveras ¿Ves? también nosotros nos preocupamos para la vida, la muerte ya vendrá, quieras o no. No hay que sentarse a esperarla.”
Lo ví alejarse dejando huellas en la nieve. Acomodé mi espalda en el árbol y abrí el grueso libro. Un libro sobre muerte, guerra y maldad. Mucha maldad. Terrible, pues todo es verdad. Lo menos que puedo hacer por las víctimas es saber su historia. Cuando lo termine ya hablaré de él en el blog.
Escucho risas y veo un grupo de niños lanzándose bolas de nieve bajo cielos limpios. Ay, si fuéramos capaces de dejarles un mundo mejor…

Lo acabo de leer aquí. Lo mejor es que, en casa de Doc, hay mucho que leer.